Inicio Destacadas Irene Montero insulta a los jueces para justificar el fiasco de la...

Irene Montero insulta a los jueces para justificar el fiasco de la ley sólo sí es sí: “Son machistas”

El PSOE se desmarca de la ley y aboga por cambiarla tras la avalancha de rebajas de penas de condenados por agresiones sexuales.

La polémica por la rebaja de penas a algunos condenados por delitos sexuales tras las aprobación de la ley del sólo sí es sí no cesa. La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha asegurado este miércoles que la dismunición en las penas se debe a que hay jueces que «no están cumpliendo la ley» por «machismo» y ha abogado por reforzar la formación en igualdad en el sistema judicial.

En declaraciones a los periodistas antes de asistir a un acto sobre la Estrategia de erradicación de la violencia contra la infancia y la adolescencia, la ministra de Igualdad ha reaccionado de esta forma después de que se conociera que la nueva tipificación de los delitos sexuales que introdujo la Ley Orgánica de Garantía Integral de la Libertad Sexual ha supuesto que los tribunales revisen a la baja las sentencias de algunos condenados.

«El problema que tenemos es que hay jueces que están incumpliendo la ley», ha asegurado Montero, que ha detallado que las Naciones Unidas, a través del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW), ya alertó de esta situación y advirtió de que «los estereotipos y el machismo pueden comprometer la imparcialidad y la integridad de los sistemas de justicia y que haya jueces que apliquen erróneamente la ley o que la apliquen de forma defectuosa».

Mientras Podemos se enroca en esta perspectiva, el PSOE se desmarca. La ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría, ha manifestado que es el momento de estudiar y valorar desde el punto de vista legal la ley del sólo sí es sí y evaluar «de manera sosegada» las posibles modificaciones de la norma, cuyo principal objetivo es la protección integral de las víctimas.

La nueva tipificación de los delitos sexuales que introdujo la ley orgánica de garantía integral de la libertad sexual, conocida como ley del «sólo sí es sí», ha supuesto que algunos tribunales hayan revisado a la baja sentencias de algunos condenados.

La ministra ha afirmado que, al ser conocedores de las últimas sentencias, hay que abordar la ley desde el punto de vista jurídico y si se debe hacer algún cambio para evitar que esto se produzca y lograr un mayor respaldo y una protección «clara y rotunda» a las víctimas, habrá que hacerlo.

El Gobierno va a «mirar y revisar» la ley del sólo sí es sí, y si es necesario mejorarla, «se tendrá que hacer», ha reiterado Alegría al ser preguntada por esta cuestión antes de inaugurar el XVI Congreso Estatal de la Inspección de Educación en Valencia.

En este sentido, refuerza la opinión de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que abogaba este martes por estudiar «con detenimiento» tanto las sentencias que han rebajado la pena a agresores sexuales a menores como la propia ley de solo sí es sí, porque «evidentemente» el objetivo de esa norma no era atenuar las condenas.

Sánchez se mira en el espejo de Zapatero

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha expresado este miércoles su plena confianza en la justicia y en su «sensibilidad» frente a los delitos de sexuales y ha abogado por esperar a que los tribunales unifiquen doctrina antes de tomar cualquier decisión sobre la ley del «sí es sí». Una ley que, a su juicio, es una «gran conquista del movimiento feminista» del país y una «ley de vanguardia», que será replicada en otros países, una velada alusión a la ley del matrimonio homosexual de José Luis Rodríguez Zapatero.

La nueva tipificación de los delitos sexuales que introdujo la ley orgánica de garantía integral de la libertad sexual, conocida como ley del «sólo sí es sí», ha supuesto que algunos tribunales hayan revisado a la baja sentencias de algunos condenados.

Un hecho que la delegada del Gobierno contra la violencia de género, Victoria Rosell, ha achacado a una lectura «reaccionaria y sorprendente» de esa norma por parte de los jueces, mientras la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha abogado por estudiar «con detenimiento» tanto las sentencias como la propia ley.

«Vamos a ver lo que dicen los tribunales y a que unifiquen doctrina y después tendremos que ver qué pasos dar», ha terciado Sánchez al ser preguntado por este asunto en la rueda de prensa tras la cumbre del G20 en Bali.

Sobre si comparte las palabras de Rosell, que ha culpado a los jueces de esa interpretación de la ley, el presidente del Gobierno ha dejado claro que él «no ha dicho eso» y que, «al contrario», ha apostado por dejar trabajar a los tribunales y sobre todo a los que crean jurisprudencia.

En todo caso, Sánchez sí ha querido recordar que la voluntad del Gobierno y del Parlamento fue siempre reforzar la seguridad de las mujeres y que cualquier delito sexual fuera considerado agresión sexual, con penas agravadas, y no al contrario.

Publicidad