Inicio Destacadas La banca de inversión da la puntilla a la semana negra de...

La banca de inversión da la puntilla a la semana negra de Torra: no recomendará comprar Cataluña

Quim Torra no cesa en su empeño de mejorar la calificación de la deuda de Cataluña y su imagen en los mercados. Tanto es así, que además de agencias de calificación, como Moody’s, también se han sentado con grandes bancos de inversión, como JP Morgan o Morgan Stanley, para que mejoren sus recomendaciones sobre los bonos catalanes. Fuentes conocedoras aseguran no haber visto nada igual: “Nunca antes alguien había intentado que se mejorara una recomendación sin ni siquiera traer mejoras o por lo menos promesas de que vayan a mejorar en algún aspecto”.

Y es que basta con ver las últimas recomendaciones que la gran banca de inversión ha hecho sobre España, donde las palabras más repetidas han sido “a pesar de Cataluña”. Morgan Stanley Spanish Holdings habló recientemente sobre la situación del mercado nacional, que “viene impactado por Cataluña”. Según destacó, el Ibex 35 tuvo en 2017 su mejor comportamiento desde 2013 “a pesar del conflicto político catalán”.

También habló Morgan Stanley sobre Cataluña en la memoria de resultados, cuando hizo mención sobre la evolución de la renta fija en 2017. En cuanto al mercado español, dice el informe, “destaca el coste de la deuda española a 10 años que ha estado en niveles del 1,57%, a pesar de la incertidumbre política causada por el referéndum de independencia y las subsecuentes elecciones en Cataluña”.

Por su parte, la subdirectora de Estrategia de JP Morgan Asset Management España y PortugalLucía Gutiérrez-Mellado, ha dicho muchas veces que la gestora sigue “apostando por España”. Pero, de nuevo, con la muletilla de siempre: “A pesar de la situación de Cataluña”.

“Es verdad que los temas geopolíticos provocan volatilidad en el corto plazo, pero en el medio y largo plazo en lo que hay que fijarse es en cómo están los fundamentales de las economías y las compañías, que son sólidos en Europa y en España”, señaló en una entrevista a Cinco Días.

Como vemos, la gran banca de inversión mantiene a Cataluña entre ceja y ceja, con lo que una visita de Quim Torra poco puede hacer para cambiar su visión sobre la región. Sin hechos, sin datos, sin ni siquiera promesas -aunque la credibilidad de la Generalitat de Cataluña está ahora bajo mínimos- y sin un proyecto convincente, Torra poco conoce de cómo funcionan los bancos de inversión o las agencias de calificación, de quienes cree que con unas buenas palabras y una cínica sonrisa pueden cambiar sus calificaciones o recomendaciones para, de este modo, engañar a quienes confían en ellos.