Inicio Destacadas La CEOE pide a Sánchez “rigor, eficacia y eficiencia” en los Presupuestos

La CEOE pide a Sánchez “rigor, eficacia y eficiencia” en los Presupuestos

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, ha pedido al Gobierno “rigor, eficacia y eficiencia” en relación a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2019 y ha indicado que no hay que “pasarse de frenada”.

En una entrevista a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Garamendi ha recordado que, al inicio de año, estimaban un crecimiento de la economía española del 2,8%, que hace unos meses rebajaron al 2,7%. “Y ya se habla de un 2,6% e incluso algunos apuntan a un 2,5% de crecimiento, el año que viene 2,2% y el siguiente el 1,8%”, ha apuntado.

El presidente de la patronal española ha afirmado que se está “por encima de la media europea de crecimiento” y las empresas están preparadas “mejor que antes de la crisis”, por lo que no se trata de decir que “esto va horriblemente mal”, pero no se está “en los años en que se crecía por encima del 3%” y se va a generar “menos empleo”.

“Las cosas no van a ir mal, no digo que haya que apretarse el cinturón enormemente, pero cuando se plantean gastos de 6.000 millones más que al final serán más, y cuando hacemos los cálculos de ingresos que serán menos de lo que se dice, tenemos el gran drama del déficit y el problema es que tenemos un Estado con una deuda altísima, de prácticamente el 100%, que yo creo que ese es el problema real”, ha afirmado, en referencia al acuerdo presupuestario cerrado por el Gobierno y Unidos Podemos que incrementará el gasto en 6.000 millones.

Garamendi ha asegurado que hay “otro problema grave” sobre el que la gente “no es consciente” y es el de la previsible subida de los tipos de interés, ya que, “cada punto de tipo de interés son 1.000 millones (de euros más)”.

“El problema sería un problema de una situación financiera para el Estado peligrosa y es en lo que nosotros no estamos de acuerdo porque los fondos internacionales, que son los que al fin y al cabo invierten en nuestras empresas, las multinacionales estas cosas las miran, y otra cosa importante es calcular que el 70% de la deuda española está en manos extranjeras, lo que significa que hay que pagarlo”, ha advertido.

Garamendi ha asegurado que la CEOE no va a entrar en “planteamientos políticos”, porque no es “su espacio”, pero ha apuntado que, “a la hora de las cuentas”, el Estado es la “mayor empresa” que hay en este país y “lo que sí pedimos es un rigor, una eficacia y eficiencia importante”.

“Yo pediría más eficiencia, porque puede ser menos gasto a través de más eficiencia, no ver cómo gastamos menos, sino ver cómo gastamos de una forma más eficiente, que a la hora de gastar generemos eficiencia, podemos gastar menos trabajando igual. Un ejemplo, hay 17 programas iguales en la sanidad pública, cuando podría haber uno que gestionara los 17, es un tema de ineficiencia. No sé si en el caso de Euskadi con Osakidetza es algo especial, pero le aseguro que en el resto del territorio común podía haber los 17 programas que se gestionen desde un mismo plano, es un tema que está encima de la mesa”, ha añadido.

Garamendi ha incidido en que no “es que va a ir mal”, pero ha asegurado que “lo que no podemos es pasarnos de frenada. “Lo que tenemos que saber es adaptarnos a la situación, las empresas han hecho los deberes”, ha apuntado.

SMI

Ante la subida hasta 900 euros del SMI prevista para 2019, ha afirmado que no les ha gustado, “no por la cantidad, sino por las formas”. “No nos ha gustado que el Gobierno se haya saltado absolutamente a la torera el diálogo social, que esta encima de la mesa, que nosotros lo estamos desarrollando, y ahí está el pacto nacional de convenios, habíamos cerrado un acuerdo en el SMI”, ha añadido.

Según ha manifestado, hay temas, en democracia, que están dentro del diálogo social. Garamendi ha indicado, además, que el país “no es homogéneo” y hay sitios en los que esa cifra es “mínima”, pero en otros puede ser “máximo”, por lo que cree que son cosas que “hay que tener en cuenta”.

Por ello, según ha indicado, son partidarios “siempre” de la negociación colectiva y ha recordado que en el Estado español hay 5.000 mesas abiertas que son “las que han conseguido que ese diálogo social funcione” y son las que dan “la paz social”.

Ante la figura de los falsos autónomos, Garamendi ha asegurado que no van a estar con la gente que “contrata así” porque “no pueden compartir bajo ningún concepto empresas que se salten a la torera la ley”. Según ha apuntado, son empresas que no están en la CEOE y, “si están, desde luego no vamos a defenderles” porque están “haciendo ‘dumping’ a las que lo hacen bien”.

“Se ha generado una nueva economía y hay que adaptarla, aunque no hay que poner puertas al campo, pero se tiene que adaptar al régimen en el que las demás están trabajando”, ha añadido. Garamendi ha señalado que este miércoles mantuvo una reunión con la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, y están “a una” en este tema con el Gobierno y los sindicatos porque “los derechos sociales son los que son”.

“No tiene nada que ver que estemos confrontando ideas o planteamientos con defender estas cosas que van contra el propio sistema. Se han abierto brechas que se tienen que regular, por ejemplo, los convenios de las empresas multiservicios que es una especie de fraude al convenio de empresa, han abierto una brecha, este caso de las Kellys, no podemos compartir ese criterio”, ha manifestado.

Garamendi ha indicado que han planteado al Ministerio que se haga “una buena inspección” sobre este tema y, por otra parte, incidir en “combatir el fraude fiscal y la economía sumergida”.

“Cuando estamos hablando de que no se suban los impuestos, esa eficiencia de la que yo hablo es que a nivel estatal tenemos prácticamente un 20% de economía sumergida, y ese es el gran problema que tenemos en este país, porque eso sí que son ingresos”, ha advertido.

Diésel

Por otra parte, ante el planteamiento de prohibir la venta de los vehículos gasolina y diesel para 2040, ha afirmado que la CEOE no puede “compartir, en absoluto, que a un Gobierno se le ocurra de repente condenar a una tecnología”.

“Nosotros entendemos que se pueda decir que en el año 2040 el CO2 no supere tantos gramos o el dióxido de carbono, pero lo que no se puede decir es: mañana el diésel yo lo condeno a muerte y la gasolina la condena a muerte. Pero usted ¿qué me está contando, cuando la propia tecnología, las propias empresas ya están preparándose para ello, y cuando además la tecnología de momento del coche eléctrico todavía no está preparada para la sustitución?”, se ha preguntado.

Garamendi cree que se dan “noticias de periódico de un día, sin valorar el daño que se hace” porque, según ha recordado, en España hay tres millones de empleo que dependen de la industria del automóvil.

El presidente de la CEOE, que ha recordado, por ejemplo, que el 25% del PIB vasco es la industria auxiliar del automóvil o la recaudación por la actividad de Petronor o CLH, ha asegurado que “con las cosas de comer no se juega”.

“Poner el tema encima de la mesa es responsable, lo que no es responsable es hacer máximas y condenar a una tecnología. Vamos a ir a la descarbonización, el que no esté de acuerdo con eso que se retire, pero habrá que ir haciéndolo de la forma que la investigación, la innovación y el desarrollo nos vaya dejando hacer, tenemos hasta 2040, hagámoslo de forma inteligente porque nos estamos jugando el empleo”, ha concluido.