Inicio Destacadas La comisaría talibán de los Mossos se ríe del 155

La comisaría talibán de los Mossos se ríe del 155

La comisaría de los Mossos d´Esquadra en Hospitalet de Llobregat (Barcelona) sigue desafiando la legalidad, y en sus instalaciones se dan muestras cada día de que el supuesto control del Ministerio del Interior sobre los golpistas para que se respete el deber de neutralidad política no es tal. En las instalaciones de la ‘comisaría talibán’, conocida así por la radicalidad y respaldo al golpe de Estado de gran parte de sus mandos, permanecen colgados desde hace días carteles de los mossos independentistas en “apoyo de los compañeros detenidos” por escoltar al expresidente y prófugo Carles Puigdemont.

Nota de los Mossos independentistas en Hospitalet

La nota dice que han sido detenidos “por procurar la seguridad de nuestro ‘president’”, acusa “al Estado español de no respetar ni sus propias leyes”, califica el arresto de los mossos escoltas como “presunta detención ilegal”  y habla de “guerra sucia contra la democracia”. Un ejemplar de este comunicado está colocado en el panel de notas de SEIME (el Sindicato de Mandos de Escala Intermedia), en el que los separatistas tienen un poder notable.

Nota de los Mossos independentistas en Hospitalet
Nota de los Mossos independentistas en Hospitalet

Esta nota lleva la firma del líder de los mossos golpistas, Albert Donaire, y de otro de sus portavoces, Enric Alsina. Donaire sigue en activo en el Cuerpo de Mossos d´Esquadra (CME) de Gerona, pese a sus numerosos mensajes de índole golpista y racista, con amenazas a los mossos que sí defienden la ley y la Constitución, y por los que ha sido denunciado.  A este policía xenófobo, que publica tuits ofensivos contra los españoles en general y contra andaluces y extremeños en particular, se permanente desafío a la Ley no le impide continuar en el cuerpo. Y ello pese a la aplicación del artículo 155.

La ‘comisaría talibán’ y sus mandos tampoco han puesto impedimento alguno a que en sus instalaciones se reivindique la figura de los dos agentes  detenidos el pasado 28 de marzo en Barcelona. Los dos escoltas separatistas Xavier Goicoechea y Carlos de Pedro López, eran arrestados por encubrimiento al prófugo, que en ese momento escapaba de Finlandia y se dirigía a su domicilio en Waterloo, en Bélgica.

Los dos policías quedaron el libertad con cargos horas después y deberán enfrentarse a un posible delito de encubrimiento por colaborar con el presidente golpista una vez se había reactivado la euroorden para su detención contra él.