La Comisión de Venecia responde al Govern que el referéndum debe pactarse

El género epistolar no sólo ha reaparecido con fuerza en la política catalana, sino que el intercambio de misivas lleva una velocidad inusual. Y no sólo cuando destinatario y remitente son Carles Puigdemont y Mariano Rajoy. El presidente de la Generalitat remitió el lunes la carta comprometida con el Parlament a la Comisión de Venecia en la que informaba de la voluntad del Gobierno catalán de celebrar un referéndum acordado con el Ejecutivo del PP y contar con la colaboración del organismo europeo. La respuesta de Gianni Buquicchio, presidente de la Comisión, radicada en Estrasburgo, no se ha hecho esperar. Puigdemont recibió ayer una carta a la que ha tenido acceso La Vanguardia en la que Buquicchio celebra el interés del Parlament en el Código de Buenas Prácticas para los Referéndums desarrollado por la Comisión y toma nota de la intención de la Cámara catalana de cooperar con la institución para la consecución de un referéndum acordado.

El Gobierno catalán ve en la misiva una invitación europea al diálogo entre ejecutivos para hacer la consulta

No obstante, la misiva también deja claro el marco de trabajo de la Comisión y lo hace recordando su denominación oficial: Comisión Europea para la Democracia a través del Derecho. Así, señala a Puigdemont que debe ser, “sin duda, consciente de que no sólo el referéndum como tal, sino también la cooperación con nuestra comisión, tendrá que llevarse a cabo de acuerdo con las autoridades españolas”. Y subraya que la institución ha enfatizado “consistentemente” en todos sus dictámenes “la necesidad de que cualquier referéndum se lleve a cabo en pleno cumplimiento con la Constitución y la legislación aplicable”. De hecho, la misiva ha sido enviada con copia al representante permanente de España en el Consejo de Europa, Luis Javier Gil Catalina. Lo que evidencia que la Comisión de Venecia no desea actuar de manera unila­teral o sin el conocimiento del Ejecutivo de Mariano Rajoy.

La respuesta fue recibida en el Palau de la Generalitat con cierta satisfacción. “No se les podía pedir más”, sostienen fuentes del Govern. Se entiende el recordatorio de que el referéndum debe acordarse con el Gobierno español como una invitación al diálogo y destacan que, lejos de obviar el mensaje de la Generalitat o cerrar puertas, se ha dado una respuesta rápida con la que toman conocimiento del conflicto catalán. La carta que envió Puigdemont a Estrasburgo provocó el enfrentamiento con Catalunya Sí que es Pot, que había instado a hacer esa consulta a la Comisión de Venecia, ya que, a su entender, el president no solicitaba el aval del organismo al referéndum que pretende convocar la Generalitat y se limitaba a informar de la situación de enfrentamiento con el Gobierno central.

Dispuestos a cooperar siempre que España lo acepte

Respuesta de la Comisión de Venecia a la carta enviada por el president de la Generalitat, Carles Puigdemont Respuesta de la Comisión de Venecia a la carta enviada por el president de la Generalitat, Carles Puigdemont (LVD)

La carta del presidente de la Comisión de Venecia, Gianni Buquicchio, en respuesta a la que el presidente de la Generalitat le remitió el 29 de mayo, empieza agradeciendo la información que le remite Carles Puigdemont en relación con los acuerdos adoptados por el Parlament y “toma nota” de la intención del Parlament de cooperar con la Comisión de Venecia sobre las modalidades de “un referéndum pactado” para lo que le remite al código de buenas prácticas de la propia Comisión. No obstante Buquicchio subraya que “la cooperación (del Govern o el Parlament) con la Comisión debe hacerse con el acuerdo de las autoridades españolas”. Y recuerda finalmente que la Comisión de Venecia “ha puesto especial énfasis en la necesidad de que cualquier referéndum se haga con el pleno cumplimiento de la Constitución y la legislación aplicable”. La carta se remite con copia al representante español en el Consejo de Europa.

Loading...