La CUP llama a defender las obras de Sijena como las urnas del 1-O

La cabeza de lista de la CUP por Ponent, Alt Pirineu y Aran, Mireia Boya, ha llamado a los ciudadanos a que cuando se presente la Guardia Civil en el Museu de Lleida para llevarse las obras de Sijena, lo defiendan como hicieron el 1-O, cuando muchos catalanes se apostaron a las puertas de los colegios electorales para evitar que los agentes del instituto armado y de la Policía Nacional se llevaran las urnas del referéndum.

En una entrevista con la Agència Catalana de Notícies (ACN), Boya ha considerado que más allá de que el arte sacro guste o no, este caso se puede tomar como “una bandera de resistencia de lo que está siendo el 155“. A su juicio, con el conflicto del arte de Sijena, el Estado “quiere humillar a Catalunya” y ha encontrado una oportunidad para “robar el arte adquirido legalmente por el Govern”.

La candidata ‘cupaire’ se ha mostrado convencida de que si las fuerzas de seguridad del Estado van el lunes a por las obras, se encontrarán a la gente de pie ante el museo, una actitud que su partido considera como la necesaria para reivindicar la república a través de la desobediencia y la vía unilateral.

El titular del Juzgado número 1 de Primera Instancia de Huesca autorizó ayer jueves a la Guardia Civil a utilizar la fuerza para entrar en el museo a recoger las obras y hacerlo a partir de las 0.00 horas del lunes.

Loading...