La doctora que se va de Baleares por la dictadura lingüística: “Nos sentimos ciudadanos de segunda”

17

Es otra médico que abandona las Islas Baleares por las medidas para imponer el catalán y relegar el español de la vida pública y profesional, en ese imparable proceso de dictadura lingüística que se está produciendo en varias comunidades. Irene Mayorga, otorrinolaringóloga, abandona Mallorca con su marido (también médico) y denuncia la discriminación que el ‘govern’ de socialistas y nacionalistas han introducido con el denominado ‘decretazo’ que impone el catalán en la Sanidad pública. Esta doctora se marcha después de 3 años en las islas reclamando igualdad de oportunidades, la que no tendría su hijo en camino si quiere recibir Educación en el idioma de todo el país y uno de los más hablados del mundo.

P.- ¿Por qué decides abandonar?

R.- Porque nos sentimos ciudadanos de segunda por usar el castellano como lengua vehicular. Siempre hemos mantenido nuestro respeto hacia el que quiera expresarse en catalán y por eso nos hemos esforzado por entenderlo, pero quiero que se respete al que quiera seguir expresándose en castellano. Un hecho determinante ha sido de que nos hemos dado cuenta de la imposición que supone la educación sólo en catalán.

P.- ¿Os vais por vuestros hijos?

R.- Sí, ahora estoy embarazada y  cuando nos hemos informado de las posibilidades de educación para él, pues nos hemos llevado esa sorpresa.

P.- Eres ‘otorrino’, llevas 3 años en la isla.¿ Te has encontrado algún problema por atender a la gente en una lengua o en otra?

R.- Nunca hemos tenido ningún problema. Los pacientes que quieren  me preguntan si pueden hablar en mallorquín, yo siempre les digo que sí y ellos se dirigen a mí en mallorquín si así lo desean. Yo les contesto en castellano y nunca ha habido ningún problema.

P.- Tu marido también es médico, y queréis que vuestro hijo  pueda aprender un idioma que no sólo es el de toda España, sino que además es uno de los más hablados del mundo, ¿no?

R.- Es que eso es lo que pasa. Queremos que nuestro hijo pueda aprender español en la escuela, no solamente lo que oiga de nosotros.

“Queremos que nuestro hijo pueda aprender español en en la escuela y no solamente lo que oiga de nosotros en casa”

P. – En tu nota cuentas que al llegar te apuntaste a cursos y que has hecho por integrar y aprender la lengua… 

R.- Sí, nos apuntamos pero fue difícil de compaginar con nuestra actividad laboral.

P. -¿De dónde surge el problema?

R. – Nos damos cuenta que es a raíz de la política del gobierno balear, y de la política que está haciendo para priorizar el catalán. En todas las instituciones públicas se está instaurando casi como lengua exclusiva. Todos los certificados que he necesitado pedir últimamente me los han dado en catalán. Cuando los tenga que presentar en la provincia donde voy, no sé si me pondrán algún problema.

P.- Cuentas que a a pesar de tener una tesis doctoral, varios masters y cursos en medicina, al final lo que cuenta es el catalán…

R.- Es que consideramos es discriminatorio. Mi marido tiene una tesis doctoral con nota de ‘cum laude’, yo tengo cursos de expertos, tenemos publicaciones, masters, y eso no sirve para nada para acceder a la carrera profesional sólo porque no tenemos el título de catalán. Me parece absurdo, cuando lo que debe de importar en un médico es toda su formación sanitaria.

“Es un trato discriminatorio y lo que pido es igualdad de oportunidades, porque pago mis impuestos como todo el mundo”

R.- Tu marido es médico de familia ¿También se ha encontrado el mismo problema?

R.- Lo mismo, es algo que está pasando y cada vez más.

P.- ¿Da pena marcharse de Baleares?

R.- Por un lado nos da mucha pena, nos hemos sentido muy a gusto, y es que no tenemos nada en contra de la gente de Mallorca. Hemos conocido gente maravillosa y una relación excelente  incluso con gente que tiene otras ideas diferentes en cuanto a la lengua y a la política.

P.- ¿Qué se puede hacer de cara al futuro mientras aumenta la persecución al idioma de todos?

R.- Más que que se persiga es que te dejan relegado. Es mi sensación. Pago los impuestos igual que cualquier ciudadano de Baleares y, sin embargo, mis hijos no tienen la oportunidad de estudiar en español ¿Por qué se me impide si pago como todo el mundo? Nos consta que desde el gobierno se están tomando todas las medidas para favorecer el uso del catalán frente al castellano. Hablo del ‘govern’ de Baleares, pero puedo imaginar que en otras regiones estará pasando igual.

P.- ¿Os habéis sentido ciudadanos de segunda por hablar en español?

R.- Claro, yo lo que reclamo es la igualdad de oportunidades: respeto totalmente al que quiera expresarse en mallorquín, pero respeto también para el que lo quiera hacer en castellano. ¡Que podamos estar en igualdad de condiciones!