La Guardia Civil controla el cumplimiento de los servicios mínimos en el aeropuerto

La primera jornada de huelga indefinida de los trabajadores de Eulen en el Aeropuerto de El Prat de Barcelona transcurre con sorprendente tranquilidad y normalidad con la presencia de la Guardia Civil en los controles de seguridad velando por el cumplimiento de los servicios mínimos, después de que los empleados rechazaran el domingo la propuesta de mediación de la Generalitat.

El tiempo de espera máximo en los controles de seguridad se ha registrado a las 4.00 horas de la madrugada, cuando ha habido colas de entre 40 minutos y una hora, según fuentes de Aena y varios testigos. Con el paso de las horas se ha incrementado el flujo de pasajeros y no obstante ha mejorado la fluidez de paso sin registrarse problemas ni en la Terminal 1 ni en la 2.

Colas que no llegan a los diez minutos

El paso del control ha pasado de más de una hora en algunos momentos críticos de la semana pasada a entre cinco y diez minutos de hoy. Algunos pasajeros incluso destacan que han pasado más tiempo en facturación de equipaje que en el acceso al embarque.

La mayor presencia de la Guardia Civil, controlando el estricto cumplimiento de los servicios mínimos fijados en un 90 %, ha sido evidente durante toda la mañana. De hecho, los agentes continúan después de los arcos de seguridad, sin intervenir directamente en las funciones de los trabajadores de Eulen.

Agentes de la Guardia Civil custodian los accesos a las puertas de embarque en el aeropuerto de Barcelona tras iniciarse a medianoche la huelga indefinida de los trabajadores de Eulen Agentes de la Guardia Civil custodian los accesos a las puertas de embarque en el aeropuerto de Barcelona tras iniciarse a medianoche la huelga indefinida de los trabajadores de Eulen (Quique García / EFE)

Sin embargo, el presidente de la Asociación Española de Usuarios Empresarios y Profesionales de Transporte Aéreo, Ignacio Rubio, ha asegurado que “la Guardia Civil está realizando la función que debería hacer la empresa Eulen”. La Guardia Civil tiene el encargo de velar por el estricto cumplimiento de los servicios mínimos y evitar altercados contra el orden público pero, según Rubio, “mientras muchos empleados de la empresa Eulen observan como pasan los pasajeros es realmente la Guardia Civil la que está inspeccionando y controlando el pase”.

Los trabajadores, por su parte, están dispuestos a continuar la huelga indefinida hasta el laudo obligatorio que ha anunciado el Gobierno y que creen “ilegal”, al tiempo que critican el despliegue de la Guardia Civil en esta infraestructura.

Huelga el prat Huelga el prat (Martí Paola)

Para esta tarde se prevé una reunión de la comisión de seguimiento entre Fomento, Generalitat y Ajuntament de Barcelona para valorar cómo se desarrolla la jornada. En este sentido el ministro, Íñigo de la Serna, se ha felicitado esta mañana por la situación de tranquilidad y ha advertido de que si hubiera colas no dudará en enviar más agentes de la Benemérita.

El portavoz del comité de huelga de Eulen, Juan Carlos Giménez, ha asegurado, que su intención es llevar a los tribunales el laudo obligatorio que prepara el Gobierno y no se plantean mientras tanto abandonar la huelga, a no ser que se acepten sus reivindicaciones. “Esperaremos al laudo y lo denunciaremos en los tribunales porque creemos que es ilegal y vulnera el derecho a la huelga. Seguro que ganaremos ante la justicia, aunque eso será dentro de mucho tiempo y ya nadie se acordará del conflicto”, ha subrayado Giménez.

Los trabajadores quieren llevar el laudo a los tribunales

El representante de la plantilla de Eulen ha criticado el uso de efectivos de la Guardia Civil para reducir las colas en los controles de pasajeros y se ha preguntado si este cuerpo “tiene agentes suficientes para ir a reforzar también otros aeropuertos”, después de que se hayan anunciado paros en otras instalaciones aeroportuarias españolas. “Hoy el aeropuerto está lleno de guardias civiles, no hay colas y se olvida el fondo del conflicto, las condiciones laborales de unos trabajadores que cobran una media de 900 euros y que no pueden ni ir a hacer pipí o que se desmayan porque no tienen tiempo para comer”, ha señalado Juan Carlos Giménez.

En la misma línea,la teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo y Movilidad de Barcelona, Janet Sanz, ha advertido de que un laudo obligatorio en Eulen resolvería la huelga pero no el problema de fondo, que es el modelo por el que se privatizan servicios “esenciales y básicos”. Ha declarado a los medios que resolverlo definitivamente implica revertir este modelo de privatización de servicios básicos, de lo que hace responsable al Gobierno central: “Todo lo que se pueda hacer mientras tanto son parches”.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha explicado, en una entrevista en Onda Cero, que el dispositivo y la presencia de los miembros de la Guardia Civil están, en estos momentos, haciendo posible que no existan colas y que el aeropuerto “esté funcionando en este puente con absoluta normalidad”. Tras calificarlo de una “excelente noticia”, De la Serna ha añadido que, a partir de ahora, una vez que fracasó la negociación entre la empresa y los trabajadores y el proceso de mediación establecido por la Generalitat, se entra “en la tercera de las fases, en la que se debe garantizar la seguridad pública y el orden público” y que es el laudo de arbitraje obligatorio que acabe con el conflicto.

Según el titular de Fomento, la Guardia Civil tiene las competencias en lo que es el control de acceso al aeropuerto, pero ha subrayado que “no está sustituyendo en estos momentos a la empresa”, sino que lo que está haciendo es “garantizar la seguridad nacional”, teniendo en cuenta que España está en una situación de alerta 4 en materia terrorista y que una aglomeración de personas en una infraestructura tan vital como es El Prat “supone claramente un riesgo para la seguridad de las personas”. “Eso es lo que debe evitar la Guardia Civil y, de ahí, que se haya reforzado su presencia y todos podemos ver cómo esos efectivos adicionales están dando sus frutos y la gente está pudiendo acceder al aeropuerto con absoluta normalidad”, ha dicho De la Serna.

Loading...