Esta es la situación de Cataluña antes de las elecciones autonómicas de 2017

Actualizado 16/12/2017 8:51:53 CET

MADRID, 16 DIC. (EDIZIONES) –

Más de cinco millones de personas están llamadas a votar en las elecciones autonómicas que se celebrarán el próximo 21 de diciembre en Cataluña. De cara a la convocatoria de elecciones, analizamos la situación de la región y su evolución durante los últimos años.

PERCEPCIÓN DE LA SITUACIÓN POLÍTICA

Casi un 70% de los catalanes considera mala o muy mala la situación política actual de la región, según el sondeo preelectoral realizado por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Un porcentaje muy superior al de 2015, cuando apenas el 30% de catalanes calificaba negativamente la situación política y el 44% la calificaba de regular.

 

   Aunque más de la mitad de votantes de Junts pel Sí y la CUP considera que la situación política es peor o mucho peor que en las pasadas elecciones, los partidarios de la independencia son los más optimistas. En contraposición, el porcentaje de personas que considera que la situación ha empeorado en estos dos años se eleva hasta el 90% entre los votantes de PP y Ciudadanos.

SENTIMIENTO NACIONALISTA

La encuesta del CIS refleja que un 60% de los catalanes no se define como nacionalista frente a un 37,4% que admite serlo. En este sentido, el 43,8% de encuestados declara sentirse tan español como catalán, mientras que el 22,7% únicamente se siente catalán y apenas el 3,1% sólo se siente español. En comparación a los datos de las últimas elecciones autonómicas, el sentimiento nacionalista ha descendido ligeramente, ya que entonces el 41,3% de catalanes se definía como nacionalista.

 

   Otro barómetro, el realizado por el Centre d’Estudis de Opinió de la Generalitat (CEO) el pasado mes de octubre, señala que el 48,7% de los catalanes es partidario de la independencia, mientras que el 43,6% se muestra en contra.

ORGANIZACIÓN TERRITORIAL

En cuanto al modelo de organización territorial, la opción preferida por los catalanes es “un Estado en el que se reconociese a las comunidades autónomas la posibilidad de convertirse en Estados independientes”, según declara un 44% de encuestados por el CIS. Un 29,7% apuesta por conceder mayores competencias a las regiones, mientras que el 12,4% de encuestados se muestra satisfecho con el modelo actual y el 11% opta por reducir competencias a las comunidades autónomas.

PIB PER CÁPITA EN CATALUÑA

Los datos del INE demuestran que Cataluña es una de las autonomías españolas con mayor riqueza por habitante. El PIB per cápita de la región se ha mantenido entre 3.000 y 4.000 euros por encima de la media nacional desde 2001 y experimenta un ritmo de crecimiento más elevado que el de otras comunidades autónomas a partir del año 2014.

DEUDA PÚBLICA EN CATALUÑA

El porcentaje de deuda de Cataluña con respecto al PIB ha aumentado en los últimos años a mayor velocidad que en otras comunidades autónomas, según los datos del Banco de España actualizados al segundo trimestre de 2017. Aunque el porcentaje de deuda catalana se ha estabilizado en torno al 35,4% a partir del año 2015, sigue siendo muy superior a la media del resto de regiones (25,1%).

DESEMPLEO EN CATALUÑA

Desde las pasadas elecciones autonómicas, la tasa de paro en Cataluña ha descendido casi seis puntos porcentuales, al pasar del 18,6% en 2015 al 12,5% en el tercer trimestre de este año, según los datos de la Encuesta de Población Activa del INE, que muestran cómo el desempleo en la región se ha mantenido siempre por debajo de la media nacional.

 

En el mismo período de tiempo, la tasa de paro juvenil, que únicamente estudia el desempleo de los menores de 25 años, ha pasado del 42,2% al 30,2% en Cataluña y se sitúa en los niveles más bajos desde el comienzo de la crisis económica de 2008, cuando el porcentaje de jóvenes desempleados llegó a ser muy similar al del resto de España.

RENTA POR HOGAR Y RIESGO DE POBREZA

La renta por hogar en Cataluña ha mantenido una tendencia descendente desde el año 2014, cuando llegó a caer hasta los 30.400 euros, su nivel más bajo desde el inicio de la crisis. Los índices nacionales, siempre por debajo de los catalanes, no han repuntado hasta un año después, situándose en 26.730 euros a finales de 2016.

La diferencia de renta con respecto a los datos nacionales convierten a Cataluña en la cuarta comunidad autónoma con menos riesgo de pobreza, según la encuesta de condiciones de vida del INE. Los registros anuales muestran un descenso paralelo al crecimiento de la renta: el porcentaje de personas en riesgo de pobreza ha pasado del 15,8% en 2014 –su punto más alto en Cataluña– al 13,2% en 2016.

EDUCACIÓN PÚBLICA

Las tasas de analfabetismo y de abandono escolar temprano en Cataluña –proporción de jóvenes entre 18 y 24 años que no continúa sus estudios más allá de la etapa obligatoria– son ligeramente inferiores a la media nacional. Por otra parte, la región supera a la mayoría de comunidades autónomas en cuanto al porcentaje de habitantes con formación académica superior, si bien se sitúa muy por debajo de País Vasco y Madrid.

SANIDAD PÚBLICA

Cataluña es una de las comunidades autónomas que más presupuesto destina a la sanidad pública –sólo superada por Andalucía y Madrid–, pero se encuentra entre las que realizan un menor gasto sanitario por habitante, de acuerdo al Servicio Nacional de Salud. Esta comunidad lidera, además, la cantidad de personas en espera para ser operadas, con una tasa de 22 pacientes en lista de espera por cada mil habitantes.

ESTIMACIÓN DEL VOTO

La estimación del voto realizada por el CIS para las elecciones del próximo 21 de diciembre da la victoria a ERC con 32 escaños y un respaldo del 20,8% del censo, si bien la formación soberanista sería superada en votos por Ciudadanos (22,5%), que obtendría entre 31 y 32 diputados. Junts per Catalunya, la lista de Carles Puigdemont y el PdeCAT, se situaría en tercer lugar con entre 25 y 26 escaños, seguida del PSC (21), En Comú Podem (9), la CUP (9) y el PP (7).

Según esta encuesta, los partidos independentistas no lograrían revalidar la mayoría que hasta ahora tenían en el Parlament, pues los 32 escaños de ERC, sumados los 25 o 26 de Junts per Catalaunya y los 9 de la CUP, no bastarían para alcanzar los 68 escaños en los que está fijada la mayoría absoluta. Ciudadanos, PSC y PP tampoco conseguirían alcanzar una mayoría alternativa.

Loading...