Las colas en los controles del aeropuerto de Barcelona superan las dos horas

Las colas en los controles de seguridad de la terminal T1 han llegado a su pico máximo hoy a las 10.30 horas, cuando han alcanzado dos horas según los mismos trabajadores de los filtros y varios pasajeros consultados por Efe. También se ha colapsado el “carril rápido”, destinado a las personas que viajan con hijos o con problemas de movilidad, donde la espera ha superado la hora y media.

Estas largas colas, que han desbordado el espacio central de la terminal e incluso han llegado a serpentear sobre sí mismas, han provocado muchos nervios e indignación entre los pasajeros. “Está fuera de lugar hacer así sus reclamaciones, porque si quieren crear notoriedad, que se planten delante de la conselleria, pero que no fastidien a la gente que se va de vacaciones, que no tiene culpa”, ha lamentado Jose Luis Clotet, que se iba con su familia a Jerez y temía perder su vuelo pese a haber llegado con dos horas y media de antelación.

Los momentos de nerviosismo por miedo a perder el vuelo se mezclan con los de tensión por gente que se cuela para ahorrarse tiempo

En las diferentes filas se están viviendo muchos momentos de tensión, sobre todo cuando algún pasajero intenta colarse para ahorrar un tramo de la cola. El día ya ha empezado con colas de más de 60 minutos entre las 05.30 y las 06.30 horas, una franja que, al igual que los días anteriores, coincide con la que los trabajadores de Eulen, la empresa privada que gestiona el servicio, han fijado para la huelga que han anunciado a partir del 4 de agosto.

El hecho de que los momentos de más aglomeración coincidan con las franjas de una hora fijadas para los parones, sumado a que los problemas empezaron tras el anuncio de una huelga indefinida consistente en paros parciales los viernes, domingos y lunes, ha reforzado la teoría de que los problemas de estos días responden a una huelga encubierta.

Colas en el aeropuerto de Barcelona Colas en el aeropuerto de Barcelona (EFE)

Asimismo, los avisos que Aena ha dispuesto para informar a los pasajeros apuntan que el origen de las colas es “un conflicto laboral” entre Eulen y su plantilla. Los trabajadores, que niegan la huelga de celo, atribuyen los problemas a la escasez de personal y a la falta de formación del mismo, que aseguran que hace jornadas de hasta 16 horas. Mañana Eulen y la plantilla se reúnen de nuevo con la mediación de la Generalitat, si bien el Comité de Huelga ya ha avisado de que no negociará si Aena, a quien creen responsable en última instancia porque es quien licita el servicio, no se sienta en la mesa.

Aena, por su parte, ya ha anunciado que hasta ahora nunca se ha sentado en la mesa de negociación de un conflicto de una empresa externa, como es Eulen. Sin embargo, la compañía subraya que está trabajando en todo momento para minimizar las molestias que la situación pueda ocasionar a los usuarios de El Prat, por ejemplo, poniendo más cintas para organizar la cola y reforzando el personal auxiliar en ocho personas en la T1 y en tres personas en la T2.

Loading...