Llega a España ‘Bruno’, el primer temporal de invierno

Una profunda borrasca bajo el nombre de “Bruno” se aproxima desde el Atlántico hasta el oeste de Europa, con un previsible temporal de viento desde el martes en amplias zonas de la Península y Baleares, y de mar en muchas costas, con abundantes precipitaciones en áreas de Galicia y Cantábrico, y nevadas. La nieve será significativa sobre todo en zonas montañosas del norte y noroeste peninsulares, advierte hoy en un comunicado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Las temperaturas diurnas bajarán de forma generalizada; la cota de nieve podría descender el miércoles hasta 700/1000 metros en el norte, hasta 1.000/1.200 metros en la zona centro y hasta 1.200/1.500 en las montañas del sureste. Son probables acumulaciones de nieve de 20-30 centímetros en Pirineos y Cordillera Cantábrica, y de 5-10 centímetros en los sistemas Central e Ibérico.

La nieve será significativa sobre todo en zonas montañosas del norte y noroeste peninsulares

Aunque el centro del temporal estará lejos de nuestro país, en el entorno del Canal de La Mancha, la Península y el Mediterráneo occidental quedarán bajo su radio de acción. La situación comenzará muy probablemente la tarde del martes 26 con la entrada de un frente activo por Galicia. Las precipitaciones se irán extendiendo de oeste a este a lo largo de la tarde y noche del martes y la madrugada del miércoles, afectando prácticamente a todo el país aunque poco probables en el extremo sureste.

La tarde del miércoles quedarán ya restringidas probablemente a la zona norte, según la Aemet. Las precipitaciones serán persistentes y localmente fuertes, con probables tormentas y granizo, en áreas de Galicia y Cantábrico. El viento será un factor adverso muy generalizado. Comenzará a arreciar por el noroeste peninsular la tarde del martes extendiéndose a gran parte de la Península durante la

Un ciclista se aventura en el parque de Olarizu de Vitoria. EFE/David Aguilar
Un ciclista se aventura en el parque de Olarizu de Vitoria. EFE/David Aguilar (David Aguilar / EFE)

madrugada del miércoles a la par que comenzará a amainar por el noroeste.

Se espera que el viento de componente oeste alcance rachas muy fuertes en gran parte de la Península y en Baleares, pudiendo superar los 100-110 km/h en áreas del noroeste y norte peninsulares, y 70-80 km/h en el resto de las zonas y en Baleares. El temporal marítimo también será bastante generalizado; en las costas de Galicia y Cantábrico se esperan vientos del oeste y suroeste fuerza 7 a 8 y olas de mar combinada de 6 a 8 metros; en costas del Mediterráneo se prevé fuerza 7, ocasionalmente 8 en las costas de Baleares, Cataluña y sureste de Andalucía con olas de 3 a 4 metros.

El jueves se espera la entrada de un nuevo frente atlántico, pero la situación meteorológica no tendrá características tan adversas como los días anteriores, aunque es probable que continúen las nevadas significativas en el entorno de Pirineos. Desde este mes la Aemet da nombre a las borrascas profundas de carácter atlántico que puedan afectar a España, Francia y Portugal y que produzcan un gran impacto en bienes y en las personas, para favorecer una comunicación más efectiva.

Varias personas entre la nieve en una calle de Teruel. EFE/ Antonio Garcia
Varias personas entre la nieve en una calle de Teruel. EFE/ Antonio Garcia (Antonio Garcia / EFE)

Bruno será la segunda borrasca con nombre después de Ana, que azotó la Península hace unas semanas, todavía en otoño. Una borrasca o depresión es un tipo de ciclón (huracanes, tifones y bajas polares, entre otros) que se desarrolla en latitudes medias y donde el viento gira en sentido contrario a las agujas del reloj dentro del hemisferio norte, según la Aemet.

Desde este mes la Aemet da nombre a las borrascas profundas de carácter atlántico que puedan afectar a España, Francia y Portugal

Loading...