Inicio Cataluña Los Bombers se centran en atacar los incendios de Artesa de Segre...

Los Bombers se centran en atacar los incendios de Artesa de Segre y Lladurs (Lleida)

   Están estabilizados los incendios de Corbera d’Ebre (Tarragona) y Castellar de Ribera (Lleida)

   BARCELONA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) –

   Los Bombers de la Generalitat se centrarán en atacar este viernes los incendios de Artesa de Segre (Lleida), que afecta a un perímetro de 2.000 hectáreas, y de Lladurs (Lleida), que todavía no están estabilizados y siguen ardiendo.

   Lo ha dicho el conseller de Interior de la Generalitat, Joan Ignasi Elena, en declaraciones a los medios junto al jefe de Bombers, David Borrell, en la que ha explicado que estos incendios «siguen siendo la prioridad», aunque también trabajan en los incendios de Corbera d’Ebre (Tarragona) y Castellar de Ribera (Lleida), que ya están estabilizados.

   Asimismo, ha explicado que este jueves fue un día «muy complicado y de mucha tensión», porque no solamente se produjeron estos incendios, sino que se desencadenaron otros que se tuvieron que ir apagando, como el de Sallent (Barcelona).

   «Nos preocupaba por la repercusión que podía tener (el incendio de Sallent), porque habría podido provocar que los incendios se desplazaran hasta el Llobregat, y esto podría haber tenido un riesgo muy notable», ha añadido el conseller.

   Elena ha manifestado que la planificación cuando hay simultaneidad de incendios es fundamental, por eso los Bombers priorizan en cada momento en qué incendio actuar: «Se tiene que poner en valor la planificación y la inteligencia, no solo la destreza, el valor y la entrega de los Bombers para apagar incendios».

BOMBERS

   Por su parte, Borrell ha detallado que el incendio en Lladurs «está perimetrado, pero no estable», y que el flanco derecho del fuego de Artesa está estable, pero el izquierdo va quemando, tal como habían planificado.

   Asimismo, ha expresado que están trabajando en una superficie de 50 hectáreas en Lladurs, 400 hectáreas en Corbera d’Ebre y Castellar de Ribera, respectivamente, y en 2.000 hectáreas en Artesa de Segre.

Publicidad