Los CDR se organizan para repartir folletos a turistas sobre “el déficit democrático español”

13

Los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR) se han organizado para repartir folletos a los turistas de Barcelona para “informarles” acerca de lo que ellos consideran el “déficit democrático de España”.

Los grupos independentistas más radicales quieren expandir el victimismo también sobre aquellos que visitan la Ciudad Condal. Lejos de intentar suavizar el impacto que el ‘procés’ ha causado sobre el turismo en Cataluña, los CDR alientan la confrontación con los visitantes.

A través de sus canales, los CDR están pidiendo voluntarios que, preferiblemente, “hablen idiomas” que acudan a puntos estratégicos de Barcelona: “Hay que contarles el déficit democrático que sufrimos: prisión, exilio y represión”.

Para ello se reunirán en pequeños grupos que se encargarán de hablar con los turistas y contarles su versión de la historia. Además de ello, repartirán folletos explicativos contando lo ocurrido durante el referéndum ilegal del 1 de octubre y presentando a los encausados como víctimas del estado opresor.

La obsesión nacionalista es internacionalizar el problema catalán y compararlo con secesionismos tales como el escocés. Para ello han llegado a crear campañas en inglés y distribuirlas a través de las redes sociales para hacer llegar a la población extranjera que los catalanes están sufriendo un ataque a su democracia. 

La Generalitat también miente a los turistas

La Generalitat también manipula a los turistas haciéndoles creer que Cataluña ha sido independiente. No solo reparte trípticos en los que asegura que “Cataluña es una nación Europea”, sino que incluye en la información consumida por los extranjeros, afirmaciones tales como que “perdieron su independencia en 1714”. Este medio fue testigo de ello al  entrar en la oficina de turismo situada en Las Ramblas haciéndose pasar por un turista interesado en este tipo de informaciones. De esta manera pudo comprobar que los empleados informan erróneamente a los turistas: “Sí, sí…Cataluña fue independiente”, aseguran.

“Perdimos la guerra y dejamos de ser independientes”, afirma la empleada sin dudar ni un segundo como puede apreciarse en este vídeo.