Inicio Destacadas Los empresarios piden combatir el populismo “tribal”

Los empresarios piden combatir el populismo “tribal”

A solo dos días de la jornada de reflexión ante las elecciones del 10-N, el presidente de CaixaBank, Jordi Gual, ha roto todos los clichés sobre la habitual tibieza y neutralidad empresarial frente a los desafíos políticos y se ha mostrado muy contundente contra la oleada populista que “pone en riesgo la democracia”. Sin referirse directamente a los acontecimientos en Cataluña o a la contienda electoral, Gual ha querido comenzar su intervención en el XVIII congreso de la Fundación de directivos CEDE que se celebra en Málaga, con una andanada contra el populismo de cualquier signo que “aprovecha la desorientación y ansiedad de una parte de la sociedad ante las grandes transformaciones que se están viviendo” para dividir a la sociedad ofreciendo “soluciones simplistas”.

Ante esta ofensiva, Gual pidió a los empresarios “estar alerta” ante quienes “ofrecen respuestas aislacionistas y crean identidades colectivas artificiales”. Para Gual, los populismos implican “el triunfo de la emoción sobre la razón” y suponen un lastre para la expansión económica y el progreso. “El populismo da respuestas aislacionistas, tribales y crea identidades colectivas artificiales. Además, frena el libre flujo de mercancías, capitales y personas”, explicó. El presidente de CaixaBank se refirió también al riesgo de polarización y fragmentación política que producen estos movimientos, que pone en peligro la propia democracia. “No podemos ser ajenos a estas tendencias. Debemos reforzar la legitimidad democrática”, ha demandado.

La intervención de Gual, presentado por Jose Luis Bonet, presidente de la Cámara de Comercio de España, ha aprovechado para defender la transparencia en el tratamiento de los datos de los clientes, garantizando la absoluta privacidad en la revolución digital, y el reparto equitativo de los costes de la transformación energética “para no caer en el populismo”.