Inicio Destacadas Los médicos declaran la guerra total al ministro Illa

Los médicos declaran la guerra total al ministro Illa

El ministro de Sanidad, Salvador Illa

El Ministerio de Sanidad ha logrado lo que parecía un imposible: poner en su contra a todos los profesionales sanitarios por primera vez en la historia de este departamento. Los Consejos generales de las principales profesiones sanitarias lamentaron hace días la falta de equipos de protección con la que están teniendo que ejercer su trabajo en los hospitales, en plena pandemia de coronavirus. En un comunicado sin precedentes, arremetían contra la política sanitaria seguida hasta ahora y mostraban un enfado mayúsculo por un dato demoledor: España es el país del mundo con mayor número de sanitarios contagiados. Ahora, 12 sociedades científicas se han adherido a un manifiesto conjunto elaborado por el Foro de la Profesión Médica contra otra decisión insólita del departamento que dirige Salvador Illa: renovar los contratos de los residentes de último año en vez de reconocerles automáticamente la especialidad, lo que equivale a decir se convertirán en mano de obra barata en estos momentos de lucha contra la enfermedad. El Foro de la Profesión Médica está integrado por el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos, la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos, la Federación de Asociaciones Científico Médicas, el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina, la Confederación Nacional de Decanos de Facultades de Medicina y el Consejo Nacional de Especialidades en Ciencias de la Salud. Las doce sociedades se adhieren a un manifiesto elaborado por este grupo en el que se realiza un reconocimiento expreso “a todos los profesionales que estos días están trabajando la crisis sanitaria del coronavirus” y en el que se lanza un mensaje de aliento a todos aquellos que se encuentran ingresados o afectados por la enfermedad. Enfermedad que se ha cobrado ya la vida de 15 médicos.

Además de exigir las medidas de protección adecuadas, las doce sociedades se posicionan en contra de algunas de las últimas recomendaciones de Sanidad que señalan que los médicos deben volver al trabajo a los siete días de manifestar síntomas sin haberse hecho el test, “dado que hasta que no se tenga una PCR negativa ese profesional no debería volver al trabajo”. Las entidades muestran su “enérgico y unánime rechazo a las últimas medidas adoptadas por el Ministerio de Sanidad respecto a la gestión de recursos humanos para hacer frente a la crisis sanitaria”, especialmente a la decisión de prorrogar la residencia de los residentes.

Respecto a los de último año, señalan que “están trabajando como adjuntos y como tal deberían ser contratados”. “A un mes de la evaluación teórica fijada para mayo, loas competencias ya están adquiridas, e incluso muchas unidades docentes tenían ya las evaluaciones preparadas y algunos responsables de hacerlas han manifestado que no existía problema para llevarlas a cabo sin menoscabo en la calidad, de manera que no entienden la postura del Ministerio no sólo de no adelantarlas, sino incluso de retrasarlas”. Entre los firmantes están las sociedades científicas que representan a los internistas, médicos de familia (Semfyc, Semergen y SEMG), intensivistas, neumólogos, geriatras (SEGG y SEMEG), radiólogos, preventivistas, pediatras y médicos del trabajo.