Los Mossos, el 1-O: “A todo el territorio. Informen de los movimientos de la Policía y la Guardia Civil”

27

La Guardia Civil ha enviado a la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela un exhaustivo informe sobre las comunicaciones internas entre los mandos de los Mossos y las patrullas de calle el día antes del referéndum unilateral y durante el mismo 1-O en el que, tras analizar los mensajes e instrucciones, llega a la conclusión de que existió un operativo específico para conocer los movimientos de las unidades del instituto armado y de la Policía Nacional.

Las órdenes, según la documentación que tiene la magistrada, eran concretas y a “todo el territorio”: “Petición: Se transmite a todo el territorio que CECOR (Centro de Coordinación) solicita que en caso de localizar vehículos y efectivos de CNP (Policía Nacional) y GC (Guardia Civil) efectuando movimientos, se informe a través del chat”. La jueza ya se hizo eco de esta vigilancia en los autos de prisión de miembros del cesado Gobierno catalán. 

En el informe, según fuentes judiciales, se analizan decenas de mensajes, órdenes y consignas que diversos mandos de los Mossos se intercambiaron entre sí o trasladaron a los diferentes grupos operativos durante la celebración del 1-0. Ocupan dos tomos de la causa. El escrito ha sido elaborado en base a la información recogida en varias comisarías de la policía autonómica y podría implicar a personas que han tenido cargos de responsabilidad en los Mossos. De ahí que la Guardia Civil se lo haya enviado a Lamela, que investiga al que fuera máximo responsable de la policía autonómica Josep Lluís Trapero, y a la intendente Teresa Laplana, por la presunta inactividad en los incidentes ocurridos en la Conselleria d’Economia el 20 de septiembre, y durante la celebración del referéndum unilateral.

Vigilancia directa

Algunos de los mensajes internos de los Mossos especificaban cuándo Policía y Guardia Civil abandonaron sus bases camino de los colegios electorales, y otros anunciaban la presencia de efectivos de estos dos cuerpos en determinados lugares. “70 vehículos de la Guardia Civil se encuentran en aparcamiento aeropuerto Girona”, indicaba uno de ellos.  El coronel del instituto armado Diego Pérez de los Cobos, máximo responsable de la coordinación de las actuaciones policiales para evitar el 1-0, detalló en otro informe que la policía autonómica mantuvo una “inactividad generalizada” y su dispositivo estuvo orientado, “más que a dar cumplimiento al mandato judicial”, a mantener la seguridad “al modo de unas elecciones legales”.

La Guardia Civil se personó el 17 de octubre en la sede del teléfono de emergencias 112. Los agentes buscaban conversaciones internas de los Mossos efectuadas a través del sistema de comunicación por radio el 1-O, las instrucciones dadas y la identificación y localización, mediante esos mensajes, de los vehículos de Guardia Civil y Policía. “Nos vigilaban más a nosotros que actuar”, han explicado una fuentes del instituto armado. 

En las oficinas del 112, dependiente de la Conselleria d’Interior, hay ficheros de todos los servicios de emergencias de la Generalitat: los Mossos d’Esquadra, los Bombers, Protecció Civil, el Servei d’Emergències Mèdiques y el propio 112.

En las oficinas del 112, dependiente de la Conselleria d’Interior, hay ficheros de todos los servicios de emergencias de la Generalitat: los Mossos d’Esquadra, los Bombers, Protecció Civil, el Servei d’Emergències Mèdiques y el propio 112.