Inicio Destacadas Los periodistas de la televisión pública valenciana deberán hacer un curso “feminista”...

Los periodistas de la televisión pública valenciana deberán hacer un curso “feminista” para evitar el lenguaje sexista

Reunión del Consejo Rector de la Corporación Valenciana de Medios de Comunicación (CVMC)

Reunión del Consejo Rector de la Corporación Valenciana de Medios de Comunicación (CVMC)

El borrador del libro de estilo de la Corporación Valenciana de Medios de Comunicación (CVMC) hace un especial énfasis en la lucha contra la desigualdad de género y los estereotipos. En el documento se destaca que “la lengua, como reflejo de la opresión contra las mujeres, ha consolidado unos papeles sexuales estereotipados, que a menudo se han asumido como propios sin ninguna consideración crítica”.

Con el fin de erradicar el lenguaje sexista, la CVMC expone una serie de estrategias. Por ejemplo, se recomienda usar formas genéricas y sustantivos colectivos como “alumnado”, “clientela”, “especie humana”, “humanidad” o “plantilla “. Y, cuando no existan genéricos colectivos o abstractos, la solución es recurrir a una perífrasis. Así, el manual indica que “los valencianos’ es inadecuado, mientras que la opción adecuada sería ‘el pueblo valenciano”. En el caso de nombres de profesiones, titulaciones y cargos, se sugiere sustituir la persona por la acción, la función o el organismo o la unidad administrativa. Es decir, “quien ejerce la alcaldía” en lugar de “el alcalde”.

Hablar de “ella ha sido nombrada” y de “él ha tomado posesión” tampoco será el más adecuado en esta nueva radiotelevisión, ya que supone un tratamiento asimétrico en el tratamiento de mujeres y hombres como sujeto de acción. Y no se hablará de “la mujer” sino de ‘las mujeres’ para referirse a “sujetos históricos reales en toda diversidad” y para mostrar “la pluralidad, la heterogeneidad y las identidades reales”. Además, no se tendrá que hablar de las mujeres en referencia a “señora de” o “viuda” para evitar sugerir una relación de dependencia de estas respecto de los hombres. Aparte de estas recomendaciones, el libro de estilo también destaca que la plantilla de la CVMC deberá promover la difusión de términos como ‘feminismo’, ‘movimiento feminista’, ‘lucha feminista’ o ‘sororidad’.

Periodismo con perspectiva de género

Los medios de la CVMC deberán tener cuidado con las desigualdades que hacen “invisibles” las mujeres y que “minimizan sus aportaciones”. Para garantizar unos contenidos con perspectiva de género, en el documento se prevé la creación de una base de datos de expertos que deberá ser consultada para cualquier tipo de información, así como la creación de una comisión de expertas en igualdad dentro del Consejo de Redacción y del Consejo de la Ciudadanía. Además, la CVMC exigirá alguna formación en feminismo cuando se trate de responsables de redacción de noticias relativas a la desigualdad de género.

El libro de estilo indica que, en los contenidos informativos, habrá que mostrar distintos modelos de mujer, con respecto a la edad, la raza, el estatus y la capacidad física. Y, en aquellos debates sobre temas que afectan especialmente a las mujeres, como la violencia machista, se deberá dar voz a los diferentes feminismos. También se pide que se destacan aquellos temas atribuidos tradicionalmente a las mujeres, tales como el cuidado de las personas, la artesanía o la moda. Además, se destaca la singularidad de la situación de las mujeres en los conflictos armados, en la religión, en el deporte o en el trabajo.

Cuando entrevisten a mujeres deberá evitar preguntarles sobre la maternidad o la pareja, mientras que sí se recomienda preguntar a los hombres por estas cuestiones si se quiere destacar este papel social. Tampoco se hablará de la belleza o de la edad de las mujeres si no tienen relevancia con el contenido de la entrevista. También se explicita que las profesionales no deberán ser discriminadas en función de los cánones estéticos dominantes y que la información no sustentará modelos donde el éxito profesional y la feminidad se presentan como excluyentes, pero tampoco donde el éxito femenino asocie con la belleza y la sensualidad.

Borrar el sexismo de la publicidad

La prostitución o cualquier forma de explotación o servicio sexual no tendrán cabida en los espacios publicitarios de la radiotelevisión valenciana. Tampoco habrá publicidad sexista. Los anuncios destinados a la infancia ya la adolescencia estarán especialmente vigilados, “ya que la publicidad genera constantemente imágenes pornojuvenils que avanzan cada vez más la incorporación de las adolescentes en el mercado de la seducción y de las apariencias y contribuyen así a la diseminación de enfermedades de la percepción corporal como la anorexia, la bulimia y la dismorfia “, indica el documento. En caso de duda sobre si un contenido pu

En caso de duda sobre si un contenido publicitario promueve o no el machismo, la última palabra la tendrá la Comisión permanente de expertos en igualdad del Consejo de Redacción y el Consejo de la Ciudadanía.

En cuanto a la parrilla, se indica la necesidad de elaborar documentales biográficos que “rescatan del olvido las mujeres ilustres”, así como programar películas dirigidas por mujeres y donde las protagonistas femeninas no sean objetos estereotipados.

Hacer visible la violencia machista

El libro de estilo de la CVMC presta especial atención a la violencia machista y destaca la necesidad de hacerla visible en todas sus formas: la física, pero también la psicológica, la económica o la que se da en los ámbitos social y laboral; las diferentes formas que toma el acoso y “sus efectos en las mujeres y en sus hijas e hijos”. Por ello, se prohíbe el uso de expresiones que puedan provocar un efecto “narcotizante”, como “un caso más” u “otro caso”. Tampoco se debe culpabilizar a las víctimas o presentarlas como responsables por no haber denunciado, así como no se debe situar la violencia machista en el marco de las relaciones sentimentales. “Es una relación de dominación, no de amor”, se indica en el documento.

Fuente: La Voz