Maragall enoja a Arrimadas con su discurso de apertura del Parlament

20

Primera polémica a los pocos minutos de empezar la legislatura. “Usted es presidente hoy del Parlament solo porque es el más veterano. Eso no le capacita para echar un mitin de ERC que, por cierto, es la tercera fuerza en el Parlament”. Así de airada ha intervenido Inés Arrimadas cuando ha pedido la palabra para pedir que Ernest Maragall, presidente de la Mesa de Edad, reconsiderara su decisión de aceptar el voto delegado de los diputados que se hallan presos. Sobre el de los de Bruselas, por cierto, nada se ha dicho. El Parlament ha orillado así una polémica con el Estado, innecesaria porque los votos de los cinco residentes en Bélgica no eran precisos para elegir a Roger Torrent.

¿Y qué ha dicho Maragall que tanto ha sulfurado a Arrimadas? “Yo no debería estar aquí”, ha inciado el ‘exconseller’ que ha explicado que su presencia en el PArlament se produce por lo extraordinario de la situación política y por la aplicación del artículo 155 de la Constitución por parte del Gobierno de Mariano Rajoy.

“Los que deberían estar aquí, no están” ha seguido para aseverar que “el estado español no sabe ganar, sino derrotar. Solo sabe castigar y humillar”. Frases estas que han causado el enojo de la bancada constitucionalista.

Ecos del PSC

También ha tenido Maragall un recuerdo pars u época en el PSC. En concreto para el 30 de septiembre del 2005, cuando el Parlament aprobó el Estatut que después sería recortado en la comisión del Congreso y, mucho después, en parte suspendido por el Tribunal Constitucional. “Tratamos de abandonar el mercadeo y el entendimiento entre élites por un acuerdo de fondo, federal, pero el Estado español no entiende de reconciliación ni de soberanías compartidas” ha sentenciado.

Para acabar, Maragall ha recordado el 1-O y ha aseverado que quedará en la historia como el día en que “la ciudadanía tomó las riendas de su destino”. “No podrán borralo de la memoria colectiva” ha sentenciado.