Mariano Rajoy declara ante el juez, no saber nada de la caja B del PP

Mariano Rajoy ya pasó el mal trago. El presidente declaró como testigo en la Audiencia Nacional por el caso Gürtel y aseguró que no conocía de la existencia de una presunta caja B en el PP y que no cobró sobresueldos. Rajoy, que entró por el garaje para evitar a los fotógrafos que le esperaban a las puertas de la Audiencia, defendió que su responsabilidad en el partido era política, por lo que ignora cómo se sustanciaban las cuestiones económicas en el seno del PP.

A eso de las 10.00 horas de la mañana, el presidente del Gobierno entró en la sala, se sentó al lado de los jueces, lo que provocó la queja del letrado de la acusación, quien subrayó que ese espacio está reservado para fiscales y abogados. Después, Rajoy juró decir la verdad y reconoció que conoce a alguno de los acusados, pero que no tiene especial amistad con ninguno. A la declaración no asistieron los principales imputados en el caso como el ex tesorero del PP Luis Bárcenas o Francisco Correa

Rajoy, a la derecha del tribunal, durante la declaración como testigo en el caso Gürtel. Rajoy, a la derecha del tribunal, durante la declaración como testigo en el caso Gürtel. (Pool / Getty)

En respuesta al abogado de la acusación, Rajoy explicó que fue responsable de acción electoral del PP desde1990 y que gestionó cuatro campañas electorales. “Mi responsabilidad consistía en hace listas, estrategia política, preparar debates, es decir, en dirigir la parte política”, relató. “No conozco en absoluto la parte económica, porque la elabora el encargado del aspecto económico. Hay una separación nítida y clara entre una cosa y otra”, añadió.

“No conocía la existencia de la caja B, lo que a mí me importaba es que los informes del Tribunal de Cuentas fueran positivos y punto, porque mi responsabilidad era política, no económica”, insistió Rajoy. Agregó que “jamás” supo de la existencia de donaciones y explicó que los dirigentes del partido “cobrábamos sueldo de diputado y algún complemento del partido que se abonaba a Hacienda, pero luego dejamos de percibirlo, porque eso no se podía hacer”.

“No conocía la existencia de la caja B, lo que a mí me importaba es que los informes del Tribunal de Cuentas fueran positivos y punto, porque mi responsabilidad era política, no económica”

Ésas eran las tres preguntas clave de la comparecencia, pues son la esencia del caso Gürtel de presunta financiación irregular del PP que la Audiencia juzga en lo que se refiere a los años 1999 y 2003. Se trata de una trama orquestada presuntamente en los ayuntamientos de Mahadahonda, Pozuelo de Alarcón, Estepona y Madrid organizada por Correa, quien podría haber cobrado donativos ilegales, que luego repartía supuestamente con el PP.

Rajoy relató que se deshizo de Correa como colaborador en 2004, cuando le hicieron llegar la primera sospecha de que era un proveedor desleal: “Hubo una reunión a finales de 2004, el tesorero me dijo que algunos proveedores usaban el nombre del partido en ayuntamientos de Madrid y le dije que dejase de trabajar con esos proveedores. Yo no conocía a Correa, aunque seguro que lo había visto en algún acto público”, recordó el presidente.

“Hubo una reunión a finales de 2004, el tesorero me dijo que algunos proveedores usaban el nombre del partido en ayuntamientos de Madrid y le dije que dejase de trabajar con esos proveedores”

El tesorero era Álvaro Lapuerta y la reunión se produjo a finales de 2004, según concretó el testigo. “Lapuerta y Esperanza Aguirre pidieron verme. El tesorero citó los Ayuntamientos de Arganda y Majadahonda y yo le dije a Aguirre que se ocupase de esos asuntos, pues era la presidenta del partido en Madrid. Le pedí que se enterase de qué estaba ocurriendo y tomase decisiones”, recordó Rajoy.

Además, el presidente ha tratado de aclarar dos de las cuestiones que más interés mediático han despertado en relación a la rama Gürtel. La primera: su famosa frase “todo es verdad, salvo alguna cosa”. Y la segunda: los SMS que envió a Bárcenas, “Luis, se fuerte, mañana te llamaré.”

“Me enteré de que Bárcenas tenía cuentas en Suiza por los medios de comunicación. Me escribió y respondí a sus mensajes, porque tengo costumbre de responder y lo hago porque tienen mi teléfono”

“Recuerdo perfecto esa frase de ‘todo es verdad salvo alguna cosa”, reconoció el testigo. Y explicó que cuando conoció los papeles de Bárcenas, “lo que se refería a mí era absolutamente falso, otros compañeros dijeron lo mismo, pero había algo que podía ser cierto y me pareció que lo más honesto era explicarlo así”.

Y también trató de deshacer el entuerto de los SMS: “Me enteré de que Bárcenas tenía cuentas en Suiza por los medios de comunicación. Me escribió y respondí a sus mensajes, porque tengo costumbre de responder y lo hago porque tienen mi teléfono”, pero por lo que se refiere a Bárcenas, “no hice nada, hasta el punto de que no lo llamé”, explicó Rajoy en el momento del interrogatorio donde se le vio más nervioso.

Loading...