Mas apunta que Rajoy conocía las filtraciones contra él

Artur Mas no ha tenido reparos en apuntar que el presidente y a la vicepresidenta del Gobierno, Mariano Rajoy y Soraya Saenz de Santamaría conocían la información publicada sobre sus falsas cuentas en Suiza en la campaña electoral del 2012. Una información que, según Mas, le costó votos y diputados.

Así lo ha explicado el expresident de la Generalitat en la entrevista al excomisario José Manuel Villarejo del programa Salvados emitido esta noche. Una entrevista en la que ha hablado de su participación en diversos casos mediático políticos de los últimos años, en la que ha desgranado una supuesta guerra abierta entre el CNI y el Ministerio del Interior así como detalles de la investigación del caso Pujol.

Cosidó y la policía con fines políticos

”Soy un servidor del Estado”, se ha autodefinido el excomisario Villarejo al arrancar la entrevista. A continuación, el excomisario ha negado la existencia de la Operación Catalunya como tal o la existencia de una “policía patriótica”, pero sí que ha asegurado que Ignacio Cosidó, director general de la Polícia con el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, intentó utilizar la policía para fines políticos.

“Cosidó alardeaba que no se fiaba del ministro ni del secretario de estado, sino con la vicepresidenta -Soraya Sáenz de Santamaría-, y que hablaba con la jefa de gabinete de la vicepresidenta, María Pico, y del director del CNI , Félix Sanz Roldán”, ha enfatizado.

El comisario Villarejo y Jordi Évole El comisario Villarejo y Jordi Évole (Atresmedia)
No entiende la Operación Catalunya

Sobre la supuesta existencia de la Operación Catalunya, el excomisario ha insistido que no era un operativo concreto. “No entiendo que es la Operación Catalunya, nunca ha existido como tal, pero sí que es cierto que al poco tiempo que ganara el PP por mayoría absoluta, pareció que un grupo de empresarios catalanes llamaba a arrebato sobre Jordi Pujol Senior porque quería más dinero”, ha detallado.

Una situación que le obligaron a investigar con “la boca pequeña” por parte de Eugenio Pino y del mismo Cosidó. “Se me pidió que viera qué había de cierto en esto. Y durante un año y medio me entrevisté con varias personas para convencerles de que denunciaran, porque hasta entonces no se habían atrevido”, ha detallado. “Si te pillan yo no se nada”, ha glosado el excomisario sobre las órdenes recibidas. Villarejo ha apuntado que el pantallazo de la cuenta de los Pujol costó unos 40.000 euros. En este sentido, ha negado que se ofreciera a Pujol dejar la investigación si hacía unas declaraciones contra la independencia como apuntó el hijo del expresident, Josep Pujol. De hecho, Villarejo ha reconocido la reunión en undespacho de abogados con Josep Pujol pero no esa oferta, pese a que ambos se han definido como “simpáticos”.

Durante las explicaciones sobre la operación Catalunya, Cosidó ha negado saber si el empresario Javier de la Rosa, a quien se utilizó como confidente, cobró de los Fondos Reservados por dar información. Ha sido durante esta narración, cuando se ha escuchado una grabación inedita entre el empresario y el excomisario sobre el caso Palau, en el que se negaba la implicación de Artur Mas y Felip Puig y en la que se aseguraba que Mas llamó a Millet durante el registro de la institución.

Una grabación que también ha escuchado Artur Mas quien ha apuntado que la Moncloa, gracias a la información de De la Rosa, sabía de antemano la información que publicó El Mundo sobre sus cuentas falsas en Suiza durante la campaña electoral. “Yo tuve en su momento un chivatazo de alguien que conocía a Javier de la Rosa que me dijo que el empresario había participado en la denuncia”, ha destacado.

Mas ha insistido que en las elecciones del 2012, “si no hubiera habido aquella difamación, aquel montaje asqueroso, hubiéramos sacado más votos y bastante más diputados”. “No me sorprendería” que Rajoy y Santamaría estuvieran enterados de la investigación ha llegado a afirmar el expresident.

Loading...