Mas constata la impotencia del PDeCAT frente a Puigdemont

El partido reacciona, pero en sordina, y con impotencia. Artur Mas quiso sacar la cabeza este lunes en la ejecutiva del PDeCAT y aseguró que el independentismo no tiene la fuerza suficiente para imponer su proyecto, y, menos, el de Carles Puigdemont, quien, desde Bruselas, planea un regreso triunfante si es investido como presidente en el Parlament.

Mas participó en la ejecutiva de su partido junto a otros dirigentes, especialmente los vinculados con el territorio, que mantuvieron esa tesis, la de buscar una alternativa posible para hacer efectiva la mayoría absoluta del independentismo y gobernar la Generalitat. Los partidarios de Puigdemont, que los hay, mantuvieron un silencio elocuente, según las fuentes del partido, y todos, en realidad, constataron la impotencia del PDeCAT para ir en una u otra dirección.

Encontrar una vía para poder gobernar 

El partido quería superar la actual etapa y buscar un nuevo anclaje ideológico desde el Parlament, pero el empuje de Puigdemont, que no le ha ido mal al PDeCAT, al obtener 32 diputados, lleva a los exconvergentes a un callejón sin salida. Públicamente no se puede desatender a quien dice ser el presidente de la Generalitat “en el exilio”, pero en las reuniones de los órganos del partido se busca cómo superar una situación muy compleja.

Mas intervino con convicción, para pedir un gobierno estable, que pueda gobernar y gestionar en todos los ámbitos, con la idea de que no se puede buscar un choque que no tiene ninguna garantía de éxito. Al revés. También se pronunciaron otros diputados, en el Parlament, y en el Congreso. Y con claridad se explicó Marc Solsona, alcalde de Mollerussa, muy querido por el mundo local del PDeCAT. El argumento es que ejercer de presidente desde Bruselas es imposible, y que se debería encontrar una fórmula, consensuada con ERC, que llevara a la formación de un gobierno de perfil técnico, la idea que defiende el exconsejero de Economía Andreu Mas-Colell y que apoya Artur Mas.

Puigdemont vuelve investido para ser detenido

La clave es la constitución de la Mesa del Parlament, prevista para el próximo miércoles 17 de enero. Con una mayoría independentista, esa Mesa podría realizar una interpretación particular del reglamento del Parlament e investir a Puigdemont, aunque permanezca en Bruselas.

A partir de ahí, todo queda en un terreno inexplorado y en la plena oscuridad. ¿Vuelve Puigdemont para ser detenido ya como presidente de la Generalitat? Es lo que pretende el dirigente independentista, pero no comparte el PDeCAT, o, por lo menos su dirección, que recae en Artur Mas como presidente del partido. Tampoco comparte mantener un choque frontal la coordinadora general, Marta Pascal.

Los exconvergentes celebran este sábado un consejo nacional para abordar la relación con Esquerra Republicana de cara a la constitución de la Mesa del Parlament y a la investidura, que precisaría de esa curiosa interpretación del reglamento de la Cámara parlamentaria, una práctica que rechaza toda la oposición.

Loading...