Messi, el futbolista de los 104 millones al año

El súper contrato de Leo Messi va más allá de lo astronómico. Según los documentos de ‘Football Leaks‘ revelados por el medio francés Mediapart‘, el contrato del crack argentino con el FC Barcelona alcanza los 104 millones de euros brutos por temporada. “Es la primera vez en la historia del fútbol que un jugador obtiene un ingreso que supera la barrera de los 100 millones anuales”, señala el medio galo.

La renovación de Messi no para de generar sorpresas. Obviamente, ni el FC Barcelona ni el entorno de la estrella argentina han confirmado las descomunales cifras dadas por ‘Football Leaks‘ y que revelan un ingreso fijo de 71 millones de euros brutos por año (incluido el 15% en derechos de imagen). Pero esa es solo una parte del enorme pastel. 

Bonus de lealtad

El argentino tiene, según ‘Mediapart’, una prima de renovación de 63,5 millones y un bonus de lealtad -concepto nuevo- que cobrará si no abandona el Barça antes de la finalización de su contrato, en el 2021. Esa bonus de lealtad asciende a 70 millones de euros brutos. Las cantidades totales de estos bonus se reparten entre los cuatro años de contrato.

En resumen, a los 71 millones de ingresos fijos, habría que sumarle los 15,8 millones brutos al año correspondientes a la prima de renovación y los 17,5 anuales del bonus de lealtad. En total, 104 millones de euros brutos por temporada. Una octava parte del presupuesto del club. Eso significa que al acabar el contrato, la entidad azulgrana habrá desembolsado a su jugador franquicia un total de 417,5 millones de euros.

Más bonificaciones

Pero el mareo de cifras no queda ahí. Y es que Messi aún podría ganar más. Como la mayoría de los contratos de los futbolistas, cuenta con bonificaciones por logros conseguidos. Por ejemplo, si juega el 60% de los partidos del Barça, gana 1,9 millones de euros adicionales. Si el Barça conquista la Champions, ingresaría 12 millones más. O sea, Messi podría en realidad alcanzar los 122 millones de euros.

Como todos los contratos privados, su contenido es confidencial. Pero de una manera u otra aparecen filtrados, casi siempre a través de ‘Football Leaks’, un sitio web que ha difundido, a través de un panel de medios de comunicación, documentación sobre contratos, costes de traspaso de futbolistas y todo lo vinculado con el lado oculto del fútbol. Una especie de Wikileaks del balompié.

Oferta del Madrid

Junto al contrato de Messi, desveló el viernes también que el Real Madrid presentó en el 2013 una estratosférica oferta a la estrella del Barça, por la que estaba dispuesto a pagar su cláusula de 250 millones de euros de entonces. ‘Football Leaks’ indicó que Florentino Pérez propuso a Messi un contrato de ocho años, un salario neto de unos 23 millones de euros por año y una cláusula por la que el club se abstendría de recibir cualquier porcentaje de los derechos de imagen del jugador, estimados en al menos 20 millones anuales.

El abogado de Messi fue el receptor de la propuesta del Real Madrid, que reservaba una comisión del 5%, equivalente a 16 millones, para el padre del jugador, Jorge Horacio. Además, el Madrid se comprometía a mediar con el Gobierno español por la investigación de fraude fiscal por la que finalmente fue condenado Messi y su progenitor. La plataforma desveló que el presidente del Real Madrid quería negociar la propuesta en un avión privado.

Una renovación con sorpresas

El diario ‘El Mundo’, que forma parte del consorcio de la plataforma, destapó hace una semana que la renovación del astro argentino contenía una cláusula en el caso de que Catalunya se independizara por la que se comprometía a seguir en el Barça siempre y que disputase una de las cuatro grandes ligas europeas. Fue otro de los innumerables sobresaltos que ha producido el nuevo contrato de Messi. 

La renovación de Messi se anunció inicialmente en junio. Se produjo enseguida el fichaje de Neymar vía cláusula de rescisión por parte del PSG que empequeñeció de repente la cláusula de 300 millones de Messi. No llegaba la foto del acuerdo, así que empezó a cundir el nerviosismo entre la masa azulgrana, hasta que a finales de noviembre se produjo finalmente la estampa deseada y tranquilizadora. Messi seguía en can Barça hasta el 2012 con una clúsula de rescisión de 700 millones de euros. Disuasoria hasta para el más rico magnate.

Loading...