Inicio Destacadas Pablo Iglesias y su vinculación con organizaciones terroristas

Pablo Iglesias y su vinculación con organizaciones terroristas

Pablo y Javier Iglesias

Los padres de Pablo colaboraron con el FRAP

Pablo Iglesias nunca ha ocultado que su padre perteneció a una sangrienta organización terrorista. Es más, posiblemente le ha servido para escalar posiciones en la izquierda radical. Padre e hijo se enorgullecen de esa militancia terrorista que llevó a Javier Iglesias a la cárcel en 1973 por su pertenencia al FRAP. El mismo Javier Iglesias cuenta en su blog cómo estando en la cárcel le van a visitar, en el locutorio de abogados, Enrique Tierno Galván, Gregorio Peces Barba y José Bono, al que Javier Iglesias define como “un oscuro pasante del despacho de Tierno”.

María Luisa Turrión, madre de Pablo Iglesias e hija del fundador de la UGT, militó en el Partido Comunista Español. Su pareja, Javier Iglesias, tuvo también relación con Izquierda Unida, en cuyas listas por Zamora se presentó como candidato en varias oportunidades.

Pablo y Javier Iglesias
Pablo y Javier Iglesias

A comienzos de los setenta tanto Javier Iglesias como María Luisa Turrión, militaron en el Frente Revolucionario Antifascista y Patriota (FRAP), una organización formada al amparo del Partido Comunista y que contó con la colaboración activa de la Unión Socialista Española, entonces dirigida por el ex ministro de Estado durante la II República, Julio Álvarez del Vayo.

Los Iglesias y la izquierda radical

El padre de Pablo Iglesias fue condenado a muerte por participación en actos subversivos. Finalmente, José Bono lo salvó de la pena máxima.

Hay que recordar que el Frente Revolucionario Antifascista y Patriota (FRAP) se dedicaba fundamentalmente a segar la vida de policías y guardias civiles. Según la Asociación de Víctimas del Terrorismo, esta organización de extrema izquierda asesinó a:

1/05/1973     Juan Antonio Fernández Gutiérrez  Policía Nacional-Madrid

27/09/1973   Francisco Jesús Anguas Barragán    Policía Nacional-Barcelona

14/07/1995   Lucio Rodríguez Martín                   Policía Nacional-Madrid

16/08/1975   Antonio Pose Rodríguez                  Guardia Civil-Teniente-Madrid

14/09/1975   Juan Ruiz Muñoz                             Policía Nacional-Barcelona

29/09/1975   Diego del Río Martín                       Policía Nacional-Barcelona

La participación de Javier Iglesias en “acciones subversivas” contra el régimen de Franco lo llevaron a la cárcel. José Bono fue su abogado y consiguió librarlo de una condena. Y aunque hay quienes están convencidos de que Javier Iglesias llegó a cometer delitos de sangre, su hijo Pablo asegura que lo encarcelaron por “repartir propaganda antifranquista”, tal y como recoge Iván Gil en su libro Pablo Iglesias. Biografía política urgente.

Javier Iglesias, un alto funcionario jubilado

Actualmente, el padre del líder de Podemos es un alto funcionario del Estado jubilado, que trabajó como Inspector de Trabajo y Seguridad Social y Delegado del Ministerio de Trabajo en varias provincias. Ejerció en Soria, Guipúzcoa, Zamora y Almería antes de recalar en Madrid. Fue profesor de Historia Contemporánea e Historia de Relaciones Laborales en la Escuela de Relaciones Laborales de Zamora, dependiente de la Universidad de Salamanca.

Javier Iglesias  contó en mayo de 2015 en una entrevista concedida a La opinión de Zamora que “Pablo vino a verme en las Navidades de 2013 y me dijo: ‘Padre vamos a dar el paso’. Me explicó con la gente que contaban, grupos que habían surgido a partir del 15-M. Como a mí me preocupaba en un primer momento que el proyecto se hiciera al margen de Izquierda Unida -Javier Iglesias era, hasta entonces, militante-, me dijo: ‘No, vamos a invitarla a que hagamos un proceso de primarias, yo me presento con el candidato que ellos quieran. Enseguida me di cuenta de que aquello no iba a ser aceptado por IU’. Lo que me sorprendió enormemente fue el fenómeno en que se convirtió Podemos”.

Cuando Javier Iglesias inició a su único hijo en la lectura de Maquiavelo sabía perfectamente lo que hacía: empujar una herencia a la generación siguiente.