PDeCAT, Cs y PP cargan contra el gobierno Colau por los ataques al turismo

Los grupos Demòcrata (PDeCAT), Ciutadanos y PP han cargado contra el gobierno de Ada Colau en la sesión extraordinaria de la comisión de Presidencia y Seguridad del Ayuntamiento barcelonés, que ha analizado los recientes ataques contra el sector turístico en la ciudad. La oposición forzó la convocatoria monográfica la semana pasada, tras las acciones de Arran contra un Bus Turístic y bicicletas de alquiler.

La presidenta de la comisión, Francina Vila, ha convocado la reunión en agosto, en medio de las vacaciones estivales, a petición del Grupo Popular y Demòcrata (PDeCAT). Ambos grupos reclamaban la comparecencia del gobierno municipal para dar más explicaciones sobre lo sucedido y las acciones que piensa emprender.

Aunque el alcalde accidental Jaume Asens, ha asistido a la comisión, no ha intervenido y ha dejado toda la comparecencia del gobierno municipal al concejal de Turismo, Agustí Colom, que ha asegurado que éste ha actuado desde el primer momento y ha sido “contundente” en el rechazo de unos actos que ha calificado de “inadmisibles”.

Un grupo de turistas pasea por los alrededores del Park Güell de Barcelona , donde han aparecido pintadas contrarias al turismo masificado Un grupo de turistas pasea por los alrededores del Park Güell de Barcelona , donde han aparecido pintadas contrarias al turismo masificado (Quique García / EFE)

Colom ha acusado a la oposición de contribuir a la “mala imagen” de Barcelona “magnificando los hechos”, en su opinión “no graves”. “No se debe crear más alarma social de la que correspondería”, ha dicho. A preguntas de la oposición, Colom ha garantizado que el Ayuntamiento se personará pero ha matizado que estudiará cuál es la forma jurídicamente más adecuada. Ha descartado que la acción sea un ataque de turismofobia y se ha referido a ella como un “acto simbólico” –como hizo también la CUP–.

El concejal del grupo Demòcrata Raimond Blasi ha criticado la respuesta municipal ante el asalto al bus turístico: “El Gobierno ha sido lento, opaco y nada claro con este tema”. Según Blasi, el silencio del consistorio lo ha hecho cómplice de unas acciones ejecutadas por otros pero “alimentadas” por ciertos discursos. Ha añadido que, permitiendo estas acciones, el Ayuntamiento se juega uno de los sectores más importantes de la ciudad y ha reiterado la necesidad de liderazgo en seguridad y civismo pese a la “indisposición del Gobierno municipal por estar de vacaciones”, ha dicho.

El presidente del PP en el Ayuntamiento, Alberto Fernández, ha recordado que el PP impulsó esta comisión extraordinaria porque considera que los hechos son graves y que el Gobierno municipal no ha respondido adecuadamente. Ha lamentado que no compareciera la alcaldesa en la comisión y ha pedido al ejecutivo que abandone una actitud que ha tachado de titubeante y errática. También ha criticado que el conductor presentara la denuncia en solitario y sin el Gobierno municipal.

La líder municipal de Cs, Carina Mejías, ha considerado que la sesión es muestra del fracaso de la gestión municipal del turismo, ya que nunca antes se había convocado una comisión en agosto. De hecho se ha tenido que celebrar en una sala distinta al estar en obras la habitual. “No son hechos aislados, llevamos meses viendo cómo ustedes alimentan el discurso de la criminalización del turismo y la turismofobia”, ha defendido.

ERC señala al aeropuerto

Por su parte, el republicano Alfred Bosch ha pedido sentido común a los autores de los ataques poner y se ha desmarcado del resto de la oposición al centrar sus críticas en la huelga del Aeropuerto, que a su juicio perjudica más la imagen de la ciudad. “Su silicona, señores del PP, son las colas; las ruedas pinchadas son los vuelos perdidos; sus pintadas son las declaraciones ofensivas”, ha acusado. Ha exigido al delegado del Gobierno central en Catalunya, Enric Millo, y al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, que se desplacen a Barcelona si es necesario con bañador y chanclas para resolver el asunto. También ha exigido al presidente Mariano Rajoy que cese a De la Serna y al secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, “por kale borroka de corbata”.

Finalmente el concejal no adscrito Gerard Ardanuy (Demòcrates) ha pedido al Gobierno municipal los protocolos de acción contra los casos de ataque al sector turístico y que defina políticas de reequilibrio del sector en la ciudad para evitar que provoque “indigestión” y tensiones tanto sociales como en el Ayuntamiento.

La CUP no ha asistido al debate

A la sesión no ha acudido CUP-Capgirem, que ampara las acciones llevadas a cabo por las juventudes de la izquierda independentista. En un comunicado, han tildado la comisión de “un teatro oportunista” que no debatirá la raíz del modelo turístico de la ciudad. “Una vez más, la derecha municipal quiere criminalizar y reprimir a los jóvenes y a todas las vecinas que defienden Barcelona combatiendo el modelo turístico depredador actual”, ha defendido el partido.

Los anticapitalistas han lamentado que tanto el Ayuntamiento como la Generalitat se hayan personado en la acusación a la organización juvenil y han reiterado que el consistorio debe desarrollar “políticas valientes que avancen hacia el decrecimiento turístico” en Barcelona.

La oposición forzó la sesión monográfica la semana pasada, tras las acciones de Arran

Loading...