Prensa ¿Firmará el Rey la investidura de Puigdemont? ¿Catalunya será Polonia?

27

Las portadas de los diarios de Madrid Barcelona de hoy solo tiene ojos hoy para el regalo democráticamente envenenado de Rajoy y Sáenz de Santamaría al Tribunal Constitucional para que impugne la investidura de Puigdemont, recurso que no validó el Consejo de Estado y que es considerado un fraude de ley.

Los ocho titulares oscilan entre la expectación ante la decisión que pueda tomar hoy el alto tribunal, convertido una vez más en juzgado de guardia del PP de Rajoy para frenar a los independentistas de Catalunya sin negociar políticamente nad, y la presión para que haga lo que debe. Un tribunal que toda la prensa da por dividido esta vez cara a afrontar el último giro gubernamental.

¿Qué fue el desencadenante? 

Y es que algunos colegas, como Gemma Robles, se preguntan qué fue lo que propició que Rajoy y Sáenz de Santamaría se desdijeran del miércoles para el jueves y buscaran a la desesperada la vía del recurso preventivo –un acto antijurídico– para impugnar la investidura de un diputado acreditado que reside en Bélgica y al que se persigue en España por rebelión y sedición presentándolo como prófugo cuando ley en mano no lo es.

En lo que hay acuerdo es en señalar que la cruzada españolista contra Puigdemonio –o Puigdimoni, como escribía Enric Juliana el miércoles– obedece a que su investidura supondría “un daño irreparable” (ahí tiene la portada de ‘El País’) ante el mundo equivalente al de la infame represión de policial del 1-O. Y aún hay más, N. Villanueva y M. Calleja agregan en su crónica de ‘Abc’ (“La Moncloa rectificó su estrategia para evitar un mal mayor”) que además, “el Gobierno quiere evitar que el Rey tenga que sancionar la investidura de Puigdemont”.

Los editoriales de la capital del reino

En todo caso, en la capital del reino solo ‘El Mundo’ se tienta la ropa, y no se pronunia editorialmente, y aún así su jurista de referencia, Jorge de Esteban, se esmera en rebatir al editorialista de ayer: “El Consejo de Estado se equivoca”.

Los otros tres diarios mantienen la campaña de apoyo al Ejecutivo, lo que no impide que la caverna arremeta contra Cs. El editorial de ‘Abc’ se titula: “Absurda división constitucionalista. La precipitación del Ejecutivo al anunciar la impugnación de la candidatura de Puigdemont era innecesaria, pero tratar de sacar provecho partidista de ello, como hizo ayer Rivera, solo va a envalentonar a los golpistas”. Y el de ‘La Razón’: “El oportunismo de Ciudadanos con el PP perjudica al Estado”.

Ninguna división constitucionalista ve ‘El País’, que refuerza su posición aplaudiendo que se dé respuesta al órdago independentista, ya que a considera la investidura de Puigdemont una provocación y un fraude de ley. Se titula “No a la provocación. Las instituciones del Estado deben perserverar contra el reto secesionista” (ahí va).

Esa posición, en todo caso, está en sintonía con la que defendió ayer Alfredo Pérez Rubalcaba en Onda Cero, lo que dio para diversos enfoques y tuits. Ahí van dos.

Los artículos digitales

Del quiosco digital, ya que estamos, destacan la crónica de Fernando Garea en ‘El Confidencial’: “El independentismo abre la puerta a sustituir a Puigdemont por Artadi si actúa el TC“.

También el artículo de Casimiro García-Abadillo en ‘El Independiente’ (“No se puede defender la ley retorciendo la ley. El recurso preventivo puede llegar a convertirse en el 1-O jurídico de Rajoy. No se le pueden dar tantas ventajas a los que quieren romper la unidad de España”)

Y el último de Javier Perez Royo en ‘El Diario’ (“El Tribunal Constitucional sabrá lo que hace“), de hoy mismo.

Como el análisis de Carlos Elordi en este último medio: ‘Ahora sí que hay peligro en Catalunya. Rajoy no es capaz de emprender otra vía que la de la dureza en el conflicto catalán. Su cultura política, que viene del franquismo sin solución de continuidad, y sus limitaciones no le permiten otra opción. El colectivo independentista sigue en pie. Y si algo no lo remedia puede que entre en un estado desesperación, del que puede derivarse cualquier cosa, al comprobar que cada golpe que propinan a lo suyo es más fuerte que el anterior”.

O el de Fernando López Agudín, titulado Las cosas del comer y el 155” en ‘Público’, en el que advierte a la izquierda que es suicida amputarse una de las dos piernas, la del 15-M y la descentralizadora.

La sacrosanta unidad… 

Y como guinda tiene el artículo Elisa Beni (“Catalunya será nuestra Polonia. No hay ningún artículo de la Constitución española que sea vulnerado por la candidatura a ser investido de un diputado electo que no ha sido inhabilitado. No hay ninguna incompatibilidad por tener una orden de detención”), que acaba así:

“Sería un sarcasmo que Catalunya fuera nuestra Polonia. Sería grave que las jugadas impropias realizadas por el Tribunal Supremo para evitar que instancias internacionales revisen un proceso que en España no tiene posibilidad de ser compulsado, acabaran como una denuncia ante la Comisión Europea por vulneración del artículo 7. Todo se irá viendo.

Lo cierto es que parece que nuestra Carta Magna no tuvo nunca más que un artículo mollar: el artículo 2. El de la sacrosanta unidad de España. Es evidente que los que aún creemos que el artículo más importante es el artículo 1, aquel por el que nuestro país se constituye en un Estado social, democrático y de derecho, cada vez tenemos menos lugar para ninguna esperanza. Lo pagaremos todos”.

Dos tuits para rematar 

Los titulares de las portadas

EL PAÍS: “El Gobierno dice actuar para evitar ‘un daño irreparable'”; “Las imágenes del 50 cumpleaños del Rey”; “Seis presentadores de la BBC se bajan su sueldo para reducir la brecha salarial”; “Trump exhibe un 2,3% de crecimiento económico en su primer año”; “El PSOE corrige a su líder en Madrid y rechaza la lista única de izquierdas”

EL MUNDO: “El Gobierno asume el riesgo de que el TC tumbe su recurso”; “El lado humano de Felipe VI”; “España responde a la ofensiva de Maduro y expulsa a su embajador”; “La mitad de los pueblos de España está en riesgo de desaparición”; “Energía recortará los ingresos en las eléctricas para abaratar la luz y el gas”; “Europeo de balonmano. La selección jugará la final tras vencer a Francia, su bestia negra (27-23)”

ABC: “‘Obligados’ a confiar en el Tribunal Constitucional”

LA RAZÓN: “Malestar en el Consejo de Estado: ‘No sabíamos que se votaba nada’. La suspensión del TC de la investidura obliga a retratarse al Parlament”; “Marca España. Agatha Ruiz de la Prada…”; “Maduro hace un guiño a Podemos en su lema de campaña”; “Trump en Davos: ‘America Fist’, pero no sola”; “‘El violador del estilete’ es ya el quinto reincidente de la doctrina Parot”

ARA: “La investidura, en mans del Constitucional”; “Cos a cos entre Colau i el PSC”; “Busos nocturns amb aturades ‘ad hoc’ per a dones”; “Un vàter d’or per a Trump” 

EL PUNT AVUI: “Pugna judicial. Els juristes no hi veuen cap base”; “Colau no se’n surt”; “No investiguen Òmnium i l’ANC per malversació”; “Trump nega haver volgut acomiadar el fiscal del ‘Russiagate'”; “Martí Gironell guanya el premi Llull”

LA VANGUARDIA: “El Gobierno fía todo al TC para frenar la investidura”; “La soledad de la alcaldesa. Colau, obligada a revisar el plan de movilidad urbana”; “El Ejecutivo autoriza la opa de la italiana Atlantia sobre Abertis”; “Trump pide un Van Gogh a un museo y le ofrecen un váter de oro”; “UGT y CCOO apoyan la huelga parcial de mujeres para el 8-M”

EL PERIÓDICO: “En manos del TC”; “TV-3 y Catalunya Ràdio, multadas por información partidista”; “Golpe a la brecha salarial de género en la BBC”; “Violadas y robadas tres turistas españolas en el sur de Senegal”; “El Tramvia Blau estará al menos dos años fuera de servicio”