Preparaban una acción “de gran envergadura”: había muchos clavos como metralla junto con las bombonas

Actualizado 23/08/2017 1:09:57 CET

El juez apoya su afirmación en lo encontrado en la casa que estalló, donde había material para fabricar explosivos y pulsadores

MADRID, 22 Ago. (EUROPA PRESS) –

Los Mossos d’Escuadra encontraron en la casa que explotó en Alcanar (Tarragona) un día antes de los atentados de Barcelona y Cambrils “gran cantidad de clavos para ser utilizados como metralla”, así como “gran cantidad de bombonas de butano, productos como acetona, agua oxigenada, bicarbonato” y “pulsadores para iniciar la explosión”.

Así consta en el auto del juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu en el que dicta prisión incondicional para dos de los detenidos por su presunta relación con la célula yihadista que atentó en Cataluña, Mohamed Houli y Driss Oukabir, deja en libertad con medidas cautelares a Mohamed Aalla y ordena que Salh el Karib permanezca en dependencias policiales mientras tiene lugar el registro del locutorio donde trabajaba.

Según el titular del Juzgado Central de Instrucción número 4, la inspección policial y los objetos encontrados en la casa de Alcanar “dejaron patente que en aquel lugar se estaban confeccionando artefactos explosivos con la finalidad de cometer una acción terrorista de gran envergadura”.

El magistrado relata también que el miércoles pasado, un día antes del atropello de La Rambla que se cobró la vida de 13 personas, los terroristas compraron en la localidad tarraconense de Sant Carles de Rápita 15 fundas de almohada y bridas para, muy probablemente, guardar los artefactos explosivos en su interior, según recoge el auto del juez al frente de la investigación que matiza que se encontraron diversas fundas de almohadas en la casa de Alcanar en la que se produjo la explosión con más de un centenar de bombonas de butano.

El juez Andreu concluye que de los datos recopilados se desprende que el grupo compró todo el material que necesitaba para fabricar los artefactos explosivos horas antes de que se produjera la deflagración en la casa de Alcanar.

LA MISMA SUSTANCIA QUE EN PARÍS Y BRUSELAS

Tras la inspección policial en Alcanar, para el magistrado existen “indicios racionales y suficientes de que en dicha vivienda se estaba intentando fabricar peróxido de acetona, también conocido como TATP, utilizado habitualmente por la organización terrorista DAESH (Estado Islámico) en sus acciones, como por ejemplo los atentados de París y Bruselas”.

El juez relata que la explosión en la casa de la localidad tarraconense de Alcanar tuvo lugar a las 23.30 horas del 16 de agosto. Según Andreu, el análisis de los restos humanos encontrados en el lugar “permite afirmar que como resultado de la deflagración” fallecieron al menos dos personas, entre ellos el imán de Ripoll Abdelbaki Es Satty.

También resultó herido Mohamed Houli Chamlel, quien hoy ha confesado ante Andreu que el grupo planeaba un ataque mayor en la ciudad condal y que él conocía desde hacía dos meses los planes de la célula.

La citada deflagración del chalet la madrugada del jueves truncó los planes del grupo y precipitó los hechos posteriores: el alquiler de las furgonetas, el atropello múltiple de La Rambla y el ataque con armas en Cambrils.

Delante de esta vivienda, los Mossos localizaron una motocicleta Kawasaki a nombre de Mohamed Hichamy y el turismo Peugeot 306 a nombre de El Houssaine Abouyaaqoub, ambos abatidos en Cambrils.

Loading...