Inicio Destacadas China: Primero infectan y luego vende material sanitario

China: Primero infectan y luego vende material sanitario

Salvador Illa, ministro de Sanidad

En vez de donar las mascarillas, nos las venden. Habría que modificar ya la expresión «engañar como a un chino». China ha infectado a todo el planeta y ahora se lucra con la venta a países como el nuestro de materiales sanitarios para hacer frente a la pandemia. Se obliga a las naciones que provocan los conflictos bélicos a billonarias indemnizaciones y reparaciones de guerra a los países damnificados. Por el contrario, a China se le perdona todo. Primero provoca una pandemia planetaria, con el resultado de miles de muertos, centenares de miles de contagiados y una economía devastada en los cinco continentes, y después hace el gran negocio a costa de los países infectados y arruinados. Como pagar al matarife el ataúd de su víctima. Hay pandemias morales que son mucho peores que las víricas. La de los chinos es la más mortal de todas.

Contrato de compra de material sanitario por 432 millones de euros

España ha cerrado con China un contrato de compra de material sanitario por 432 millones de euros, que incluye la adquisición de 550 millones de mascarillas, 950 respiradores, 5,5 millones de pruebas rápidas de coronavirus y 11 millones de guantes.

Lo ha anunciado en rueda de prensa este miércoles el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la que ha querido subrayar que «no ha habido ninguna confiscación ni retención de materiales en las aduanas, no la habido ni la habrá», y que el Gobierno «seguirá apoyando» todas las acciones de compra que hagan las distintas comunidades autónomas.

El Ejecutivo, por su parte, ya ha pagado «en su integridad» los 432 millones de euros a China para el suministro de material sanitario, en virtud de un contrato en el que han trabajado distintos departamentos ministeriales.

Así, el contrato con el Gobierno chino incluye un acuerdo con tres proveedores para el suministro en 8 semanas de 550 millones de mascarillas quirúrgicas y de protección respiratoria, «es decir, para profesionales y pacientes».

Mientras, los 5,5 millones de test rápidos los entregarán dos proveedores durante marzo y abril; los 950 equipos de respiración asistida serán suministrados de abril a junio; y los 11 millones de guantes en cuatro semanas.»Hemos cerrado cadenas de producción enteras que trabajarán para el Gobierno de España», ha enfatizado el responsable de Sanidad y ha aclarado que todo este material llegará de «forma escalonada» a partir de «finales de esta semana».

Sobre su reparto por las distintas comunidades, ha dicho que este jueves lo detallará en su comparecencia parlamentaria.

No obstante, el ministro ha reconocido que «hacen falta más respiradores» y por eso se están volcando todos los esfuerzos en comprar más y, sobre todo, producir en suelo español, para lo que está trabajando «de forma muy intensa» con las «mejores ingenieras y grupos de producción más importantes» para activar y ampliar la capacidad nacional de producción.

Así, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), que es la que debe homologarlos, está abierta a poder hacerlo «en la mayor brevedad», ha precisado.

Illa ha agradecido a las empresas españolas con plataformas de compra en China la ayuda que han prestado y se han comprometido a seguir prestando en «este empeño de comprar material sanitario» y ha aprovechado una vez más para alabar el «ejemplo de responsabilidad individual y disciplina colectiva» que están dando los españoles en estos días de confinamiento.