Inicio Destacadas Puig y Oltra imponen ahora el examen de valenciano en selectividad a...

Puig y Oltra imponen ahora el examen de valenciano en selectividad a los alumnos castellanoparlantes

El gobierno valenciano, que preside Ximo Puig (PSOE) en coalición con Mónica Oltra (Compromís) ha eliminado la exención del ejercicio en valenciano en las pruebas de acceso a la Universidad (PAU) para todos aquellos alumnos que no hayan cursado los 3 últimos cursos del bachillerato, íntegramente, en la comunidad autónoma.

La Consejería de Educación de la Comunidad Valenciana vuelve a insistir en la imposición del valenciano. Con esta nueva medida -que revierte, en base a lo previsto en 2016, la situación actual- se produce una evidente discriminación para aquellos alumnos de secundaria que procedan de autonomías diferentes o bien que, siendo valencianos, hayan pasado los años inmediatamente anteriores a su acceso a los estudios de grado superior en el extranjero, por ejemplo.

Hasta la fecha, todos aquellos estudiantes que no hubieran estado matriculados durante 4º ESO y 1º y 2º de bachillerato en centros docentes de la Comunidad Valenciana, o bien que no hubiesen cursado íntegramente la totalidad de dichos cursos en la misma, disponían de una excepción que les permitía examinarse de selectividad sin necesidad de realizar la prueba de la lengua cooficial.

Como novedad para las PAU 2019, el pasado día 23 de octubre, la Consejería de Educación, en manos de Vicent Marzá, publicaba una nota aclaratoria sobre la Orden 43/2012 -reguladora de las exenciones previstas- donde se revocaba dicha excepcionalidad para los casos descritos. Quedando sin efecto la norma que permitía que “el alumnado que se incorpore a un curso de Bachillerato del sistema educativo (…) con materias no superadas de Bachillerato del currículo anterior a su implantación y curse dichas materias según el currículo del sistema educativo anterior, no necesitará superar la evaluación de Bachillerato regulada en la presente orden para acceder a los estudios universitarios oficiales de grado”.

Los padres de los alumnos consideran que esta nueva circunstancia no garantiza la igualdad de acceso a la universidad valenciana ya que supone una barrera hacia los castellano parlantes.

La interpretación restrictiva entró en vigor desde el comienzo del presente curso, en el mes de octubre, y afectará de manera agravada a todos aquellos escolares valencianos cuyos padres hayan tenido que fijar temporalmente su residencia en autonomías sin valenciano o bien los que hubiesen trasladado por tiempo determinado y motivos laborales, o de cualquier otra índole, su domicilio a cualquier ubicación en el extranjero.

Asociaciones de padres por la libertad educativa han puesto de relevancia la nueva barrera que supondrá la nueva imposición lingüística del bipartito de Ximo Puig y Mónica Oltra para todos aquellos padres que lleguen, o regresen, a la comunidad con hijos adolescentes.