Puigdemont acata la orden de Pujol y convocará este lunes a los partidos soberanistas para acelerar el golpe de Estado

El president de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha recogido el guante del exhonorable Jordi Pujol quien mandó -a través de su blog- impulsar la ofensiva contra el Estado español poniendo todos los medios necesarios para acelerar la desconexión con España: “es obligada una movilización de todos nuestros activos morales, económicos, culturales, técnicos, sociales y políticos para superar esta situación”.

En este sentido, la consellera de Presidencia de la Generalitat, Neus Munté, ha considerado este domingo «razonable hablar de una o dos semanas» como el plazo para que el Govern fije una pregunta y la fecha del referéndum.

En una entrevista de Rac1 ha respondido a la petición de las entidades soberanistas ANC, Òmnium y AMI –que el sábado exigieron al Ejecutivo catalán que pusiera fecha y pregunta a la consulta– que «es lo que toca ante la negativa contundente» del Gobierno central. «Requiere de pasos adelante, de toma de decisiones, y estas decisiones no se pueden demorar», ha valorado Munté.

Puigdemont convocará este lunes a los partidos partidarios de la secesión

Asimismo, Munté ha avanzado que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, convocará este lunes por la tarde a los partidos partidarios del “derecho a la autodeterminación” «para avanzar en la toma de decisiones conjuntas».

Preguntada por si en la reunión, que se celebrará en la Generalitat, se pondrá sobre la mesa una propuesta de fecha y pregunta, ha respondido que el objetivo del encuentro es «compartir los últimos acontecimientos«.

Es por eso que la portavoz del Gobierno catalán ha rechazado puntualizar si se tomará la decisión en «un plazo de tres, cinco o siete días» ya que el Govern quiere debatir los últimos acontecimientos relacionados con la petición del referéndum con las fuerzas políticas que lo apoyan.

Asimismo, la consellera ha criticado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, insistiera el sábado en la XXXIII Reunión del Círculo de Economía en Sitges (Barcelona) que no va a permitir celebrar el referéndum: «Es un portazo al 80% de la población de Cataluña».

Sobre el cambio de liderazgo en la Secretaría General del PSOE tras las primarias de la semana pasada, ha admitido que se abre un escenario «mínimamente diferente» para Cataluña pero ha dejado en manos del nuevo líder del partido, Pedro Sánchez, mover ficha.

«Estamos muy escarmentados del posicionamiento del PSOE y no me alargaré en explicar lo que ocurrió con el Estatut», ha argumentado, recordando que el entonces presidente socialista del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero prometió apoyar el Estatut que aprobara el Parlament pero finalmente fue modificado en Las Cortes.

Loading...