Inicio Destacadas Puigdemont: “Iceta no puede invocar la cortesía parlamentaria, él la rompió”

Puigdemont: “Iceta no puede invocar la cortesía parlamentaria, él la rompió”

El expresident y cabeza de lista de JxCat a las elecciones europeas, Carles Puigdemont, ha advertido al primer secretario del PSC, Miquel Iceta, de que no puede “invocar la cortesía parlamentaria” para que los grupos independentistas lo avalen como senador porque “él la rompió”.

Dentro del ciclo de entrevistas de Efe a candidatos al Parlamento Europeo para las elecciones del 26M, Puigdemont ha denunciado que inicialmente los socialistas “anunciaron” que Iceta era el elegido por Pedro Sánchez para presidir el Senado, “sin reparar en el hecho” de que previamente el Parlament lo debía designar como senador.

“Esto evidencia una falta de respeto absoluto hacia la soberanía del Parlament”, ha protestado Puigdemont, que ha recordado que “gracias a Iceta, entre otros”, le suspendieron los “derechos políticos” como diputado en el Parlament, por lo que ahora no podrá “participar en la votación” de mañana en el pleno de esta cámara.

Una votación en la que los grupos independentistas podrían bloquear con sus votos la designación de Iceta como senador, pese a que los socialistas insisten en que este tipo de votaciones son un mero trámite en el que los partidos nunca cuestionan los nombres propuestos por las demás formaciones, sean los que sean.

Sin embargo, para Puigdemont, hay un elemento que retorció esta tradición: la aplicación del artículo 155 de la Constitución por parte del Gobierno de Mariano Rajoy con el apoyo socialista.

“El argumento de Iceta no puede ser en ningún caso la cortesía parlamentaria, porque la rompió, disolviendo un Parlament aunque no le daba derecho el 155”, ha subrayado.

Según Puigdemont, “cuando se disuelve un Parlamento utilizando unas facultades que no están previstas en la Constitución, es una violación de todas las cortesías de la historia”.

Ha recordado, asimismo, que “se impidió” por tres veces que JxCat nombrara a uno de sus diputados electos como presidente de la Generalitat, en alusión al propio Puigdemont, a Jordi Sànchez y a Jordi Turull, antes de la investidura de Quim Torra.

Puigdemont ha reprochado a Iceta, además, que en este último año y medio no haya “visitado a los presos” ni se haya interesado por la situación personal de los “exiliados” que huyeron al extranjero tras la declaración unilateral de independencia del 27 de octubre de 2017 para escapar de la justicia española. Iceta “ni tan solo se ha dignado a visitar” a Carme Forcadell, la expresidenta del Parlament, también encarcelada, ha remarcado.

El expresidente de la Generalitat ha asegurado que Iceta no se ha comunicado con él “ni una” vez desde que huyó a Bélgica, mientras que en cambio “ha habido personas de otros grupos que han hecho al menos el intento, a través de intermediarios, de preocuparse desde el punto de vista personal”, pero “él no lo ha hecho”. “No ha tenido ni el más mínimo gesto de empatía hacia los familiares o hacia ellos”, ha lamentado Puigdemont, que ha señalado que “la vertiente humana y humanística de la política, cuando se pierde, es un mal augurio”.

A su entender, “un presidente del Senado, además de ser un buen político, y Miquel Iceta lo es, debe ser una buena persona, debe tener un aspecto de humanidad sin el cual no se puede hacer buena política”.

“La presidencia del Senado es suficientemente importante como para que al frente haya una persona que comunique unos valores, incluso desde el punto de vista humano, y no los vemos en el caso de Iceta”, ha apostillado.

Efe