Puigdemont se autoproclama presidente

“Como presidente exijo al Estado español que repare el daño causado. Las urnas han hablado, la democracia ha hablado. ¿A qué espera Rajoy para reconocer los resultados?” Así se ha expresado Carles Puigdemont en su pretendido mensaje institucional de Fin de Año, emitido en las redes sociales, en el que se ha autoproclamado presidente, aunque no ha aclarado si piensa abandonar su exilio.

El candidato de Junts per Catalunya, formación que insiste en que no concibe otras investidura que no sea la de Puigdemont –aviso a ERC–, ha grabado un discurso de seis minutos en el que, de nuevo, ha arremetido contra la “represión” del Estado, la aplicación del artículo 155 y la existencia de cuatro “presos políticos” en la cárcel.

Circunstancias inverosímiles

“Son circunstancias inverosímiles, nadie podía pensar que asistiríamos a la vergüenza de tener presos políticos”, ha dicho tras mencionar al exvicepresidente Oriol Junqueras, al exconsejero Joaquim Forn, y a los presidentes de la ANC y Òmnium, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart. Encarcelado, ha dicho “solo por ser fieles al Parlament”

Ha agradecido la gran participación en las elecciones del 21D. “Los catalanes no tenemos miedo de las urnas, podemos estar muy contentos de nuestra participación, ahora sí, en una jornada sin violencia. Los catalanes sabemos usar las urnas para resolver nuestras discrepancias. Somos un pueblo maduro que se ha ganado el derecho a ser república”, ha afirmado.

Considera que el Estado español “debe reconocer los resultados legítimos. Los ciudadanos catalanes y españoles lo esperan, también muchos ciudadanos europeos. Fracasada la receta de la violencia, la represión y liquidación del autogobierno, comienza la era del diálogo que venimos reclamando”.

“Despropósito monumental”

Según Puigdemont, “los resultados del 21D no han salido como Rajoy quería”, en alusión a la mayoría independentista y los malos resultados del PP. “¿De qué ha servido tanta represión en el referéndum?”, se ha preguntado, tras calificar la situación de “despropósito monumental”.

“Tenemos el derecho a una Cataluña mejor con unos instrumentos que el Estado nos niega sistemáticamente. Como presidente exijo al Estado que rectifique lo que no funciona y repare el daño causado. Las urnas han hablado, la democracia ha hablado. ¿A qué espera Rajoy para reconocer los resultados?”, ha concluido

Ha augurado que el mensaje de Fin de Año de 2018 tendrá lugar en el Palau de la Generalitat, “como no podía ser de otra manera”.

Loading...