Rajoy responde a la carta de Puigdemont y vuelve a invitarle al Congreso

“Mal se compadece el diálogo que dice ofrecer con la amenaza de una declaración de independencia”. Con este reproche ha respondido hoy Mariano Rajoy a la carta con la que Carles Puigdemont le instó a negociar el referéndum en Catalunya.

El presidente del Gobierno ha rechazado así la posibilidad de hablar con su homólogo catalán acerca del proceso soberanista y, como ya hizo la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, el viernes pasado, volvió a instarle a acudir al Congreso de los Diputados a presentar sus propuestas.

“Permítame recordarle que nuestro ordenamiento constitucional […] también prevé mecanismos para plantear toda clase de aspiraciones políticas, siempre y cuando se proceda por los cauces democráticamente previstos y conciten el apoyo parlamentario necesario”, escribe el jefe del Ejecutivo central parafraseando a su número dos. “En este sentido, como ya conoce, mi Gobierno le ha invitado a debatir su propuesta en el Congreso de los Diputados como sede de la soberanía nacional, ya que es ahí donde deben debatirse las aspiraciones que nuestro pluralismo político ampara”, añade.

Rajoy se muestra dispuesto a hablar (“mi voluntad de dialogar es plena y sincera”, dice), pero insiste en que ni él ni el “molt honorable president” al que se dirige tienen “capacidad para negociar sobre aquello de lo que no disponemos”. Es decir, sobre “la soberanía nacional”. “A nadie se le oculta que la propuesta política a la que se me invita consiste en pactar con el gobierno que usted preside, la forma de vulnerar el núcleo esencial de la Constitución española [sic]”, continúa Rajoy para agregar que “lo que no cabe es plantear una negociación a espaldas de los verdaderos cauces democráticos y de la Ley, que a todos nos ampara y a todos nos obliga”.

Loading...