Rajoy se “retracta” de sus declaraciones de la brecha salarial y apela a la responsabilidad de quienes pagan los sueldos

18
Publicado 30/01/2018 10:23:51CET

MADRID, 30 Ene. (EUROPA PRESS) –

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha retractado este martes de sus declaraciones sobre la brecha salarial y se ha comprometido a que su Ejecutivo “dé todas las batallas” para reducir la discriminación salarial, al mismo tiempo que ha apelado a la responsabilidad de los empresarios “para que sean justos y equitativos”.

“Me he retractado, ni poco ni mucho, me he retractado y si me han entendido mal o me he expresado mal no tengo ningún problema en retractarme”, ha admitido Rajoy en una entrevista en Los Desayunos de TVE recogida por Europa Press al ser preguntado por la entrevista en la que descartó adoptar medidas legales para impedir la discriminación salarial en las empresas y expresó su deseo de “no meterse en eso”.

El jefe del Ejecutivo ha recordado, no obstante, que la legislación actual “no permite que a igual trabajo y el mismo número horas haya diferente sueldo”. En este sentido, ha recordado la labor de la Inspección de Trabajo, para garantizar el cumplimiento de la ley aunque ha admitido la dificultad para resolver todos los casos.

“La Inspección de Trabajo es como la Inspección de Hacienda, resuelve muchas cosas pero no puede resolver el 100 por ciento” y ha apelado “a la gente que paga los sueldos para que cumpla con su país y que sea justo y equitativo”. En su opinión, “la gente debe ser consciente de cuáles son sus obligaciones” y ha reconocido la importancia de que “asociaciones y mucha gente defienda esas posiciones en público (la igualdad salarial) porque ayudan a ver por dónde hay que caminar”.

Ha recordado, no obstante, que desde el año 2012 ha bajado cuatro puntos la desigualdad salarial y “España se encuentra en mejor situación que Francia o Reino Unido y mejor que la media europea”, y se ha comprometido a ” seguir trabajando para estar el primero y ser el mejor, dando pasos y poniendo todo el empeño”.

Y, en relación a las iniciativas que han adoptado otros países como Islandia o Alemania, ha incidido en que por su parte tomará “cualquier medida que sirva para hacer justicia en este asunto”.

En cuanto al paro convocado por los sindicatos para el 8 de marzo, coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer, Rajoy se ha limitado a reafirmarse en la voluntad del Gobierno de trabajar para reducir la brecha salarial. “Pueden convocar una huelga y nosotros seguiremos trabajando para que esa discriminación sea cada vez menor”, ha concluido.