Sànchez (ANC) tacha de realidad inventada la presunta violencia por la que es investigado

16
Publicado 11/12/2017 7:58:32CET

   BARCELONA, 11 Dic. (EUROPA PRESS) –

   El expresidente de la ANC y ‘número dos’ de JuntsxCat en las elecciones catalanas del 21 de diciembre, Jordi Sànchez, ha rechazado el supuesto de violencia por el que es investigado junto al presidente de Òmnium, Jordi Cuixart: “No se puede inventar una realidad tan diferente a la percibida y vivida por los ciudadanos de Catalunya”.

   “No puedo aceptar de ninguna manera el relato del juez según el cual se me atribuye una explosión violenta”, ha criticado en una entrevista publicada este lunes por ‘El Punt Avui’, recogida por Europa Press, en la que recuerda que el soberanismo se ha caracterizado por ser un movimiento pacífico.

   Es por ello que rehúsa que la Audiencia Nacional primero y después el Tribunal Supremo –que asumió su causa– dictara prisión preventiva para él y Cuixart porque cree que “no hay base jurídica” para el delito de sedición.

   Pese a llevar encarcelado en Soto del Real desde el lunes 16 de octubre, ha explicado que se encuentra bien y que no se arrepiente “de ninguna de las decisiones” que tomó como líder de la ANC, cargo al que llegó para sustituir a la ahora presidenta en funciones del Parlament, Carme Forcadell.

CANDIDATO “EXCEPCIONAL”

   Ha justificado su concurrencia en la lista que encabeza el presidente de la Generalitat cesado, Carles Puigdemont, por el momento político que vive Catalunya y por la imposibilidad de configurar una candidatura que aunara al independentismo.

   “La excepcionalidad del momento político, con la ejecución del artículo 155 y todo lo que conllevó, me llevó a tomar una decisión excepcional” que le fue difícil, ha asegurado.

   Espera que la Junta Electoral autorice su participación en la campaña porque, de no permitirlo, estaría limitando los derechos políticos del independentismo, ha dicho: “Estamos compitiendo en desigualdad de condiciones”.

   Ante el escenario actual, ha llamado a votar a JuntsxCat para reinstaurar a Puigdemont en la Presidencia de la Generalitat, “el único resultado que Rajoy no podrá manipular ni esconder a la opinión pública internacional.”