Inicio Destacadas Sánchez tira de triunfalismo en su peor momento y acusa a la...

Sánchez tira de triunfalismo en su peor momento y acusa a la oposición de tener «intereses ocultos»

Apenas unas horas después de conocerse que la inflación en España se ha disparado hasta el 10,8% a las puertas de las vacaciones de agosto, Pedro Sánchez se ha presentado ante los españoles para presumir de medidas. El presidente ha optado por el triunfalismo en su peor momento, en la rueda de prensa que ha ofrecido desde Moncloa para hacer balance del curso político.

Sánchez ha destacado la «ingente labor legislativa» que ha llevado a cabo el Gobierno, llegando a cifrar en un 59% el grado de cumplimiento de las promesas que hizo durante su investidura, destacando el «descomunal esfuerzo» que ha hecho el Gobierno para «proteger a las clases medias y trabajadoras».

En plena crisis económica, el presidente ha evitado cualquier tipo de autocrítica o propósito de mejora para erigirse como el «protector» de los «más vulnerables». «El Gobierno se ha dedicado a proteger a los más vulnerables«, ha resumido sobre la labor que han llevado a cabo durante el último año.

Después de atribuir el alza de precios a la guerra de Ucrania y a la coyuntura internacional, sin asumir responsabilidad alguna, Sánchez ha presumido de medidas asegurando que, de no ser por su actuación, la inflación en España se situaría en el 15%. De hecho, ha asegurado que países como Alemania están en peor situación.

«Los intereses ocultos» de PP y Vox

La protección de las clases medias y trabajadores en plena sangría de votos ha sido la idea central sobre la que ha girado su triunfal discurso, que ha completado con el reiterado reprocha a la oposición por no apoyarle, cuestionando los motivos que llevan a PP y Vox a confrontar sus iniciativas.

«Habrá que preguntarse qué intereses ocultos defienden la derecha y la ultraderecha«, ha dicho en pleno auge de ambos partidos en las encuetas frente a la caída que registran para PSOE y Unidas Podemos.

«Lo que hemos hecho ha sido dedicarnos a proteger a la mayoría social de los españoles», ha alardeado, «dejo a criterio de otros» decir «a qué se ha dedicado la oposición». El presidente ha citado a la «derecha y la ultraderecha» en más de una decena de ocasiones, mientras ha presumido de la «protección» de la clase media trabajadora, «procurando siempre que ningún beneficio particular esté por encima«.

En su discurso ha avanzado medidas como la aprobación el lunes de un plan de ahorro energético del que no ha dado detalles más allá del final de su intervención explicando que no llevaba corbata para ahorrar y que así se lo había pedido al Gobierno y quería pedírselo también al sector privado.

Publicidad