La propaganda nacionalista volverá a contar con un ingente presupuesto

811
Pedro Sánchez no se opondrá a que Quim Torra reactive la propaganda nacionalista en todo el mundo
Pedro Sánchez no se opondrá a que Quim Torra reactive la propaganda nacionalista en todo el mundo

El presidente de Gobierno, Pedro Sánchez da luz verde al nacionalista, Quim Torra, a rehabilitar sus políticas de propaganda. Así, desde el punto de vista internacional, la Diplomacia Pública de Catalunya (DIPLOCAT) -que fue suspendida en aplicación del artículo 155 de la Constitución- volverá a cobrar protagonismo en todos los países considerados estratégicos por los secesionistas.

Así lo ha anunciado la consellera de Presidència y portavoz del Govern, Elsa Artadi, en rueda de prensa posterior al Consell Executiu. La dirigente ha explicado que el Ejecutivo catalán ha conseguido frenar la disolución del patronato de manera que “el pleno sigue siendo el mismo porque no se ha disuelto y este el que se tiene que convocar”.

En todo caso, ha comentado que hay que ver cómo se restituye a las personas que se destituyeron de sus cargos en el seno de la entidad porque se hizo un ERE, pero ha insistido en que el procedimiento de supresión llevado a cabo por el Gobierno de Rajoy fue “completamente erróneo, arbitrario”, y ahora lo que se quiere es rectificar estas decisiones.

El president Torra dotará de nuevos presupuestos a la Consejería de Relaciones Institucionales, Exteriores y Transparencia que dirigió en el último mandato Raül Romeva contaban con 62 millones de euros de los que 27 millones se dedicaron a la difusión mundial del proceso nacionalista.

Pese a que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez -tras el cese en la aplicación del artículo 155- no puede autorizar las millonarias partidas destinadas a la difusión del nacionalismo, sin embargo, los analistas consultados coinciden en afirmar que “la dejación de funciones del Gobierno de Sánchez en Cataluña, lo convierte en cómplice de las políticas nacionalistas”.

Torra creará una nueva red de cónsules y embajadores catalanes en el mundo

El president de la Generalitat aprovechará el cese de la aplicación del 155 para nombrar una red de cónsules honorarios y embajadores de Cataluña en los países que el nacionalismo considera estratégicos.

Los cónsules honorarios resultan fundamentales en el proceso secesionista ya que hasta ahora han sido los encargados, entre otras cosas, de evadir el capital del 3%, así como de elaborar políticas de comunicación en el extranjero con el objeto de conseguir apoyos internacionales para la independencia de Cataluña.

Se da la circunstancia de que los registros que semanas atrás llevó a cabo la Guardia Civil en la sede de la entidad impidieron que se llevara a cabo esa disolución con celeridad. Como no se había completado, la persona jurídica se mantiene, no sólo se frenan las intenciones del Ejecutivo central con el 155 sino que a partir de ahora de podrá volver a convocar el pleno e impulsar la nueva política nacionalista del president Torra.

El acuerdo del Govern de este martes “deja sin efecto las decisiones” adoptadas por el Ejecutivo central y liquida el órgano designado precisamente para disolver el Diplocat.

TV3 recibirá otros 20 millones de euros para difundir propaganda nacionalista

Igualmente, el Gobierno de Pedro Sánchez no se opondrá a que Quim Torra destine una nueva partida de 20,4 ­millones de euros a la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA), según acordó en su reunión de ayer.

“Se trata de una inyección de dinero que hemos abordado dentro de las cuestiones financieras y presupuestarias para que se pueda llevar a cabo con normalidad la programación de otoño de TV3, dentro del compromiso del Govern de tener unos medios de comunicación públicos de calidad”, argumentó la también portavoz del gabinete de Quim Torra. El cambio de criterio en el cálculo del IVA, efectuado en noviembre del 2017 por el ministerio que entonces dirigía Cristóbal Montoro y que impide a las televisiones autonómicas deducir este impuesto por las subvenciones públicas recibidas, encendió las luces de alarma en la televisión pública catalana, que cifró la medida en torno a un total de 20 millones de euros.

Torra confía en aumentar el presupuesto tras la “nueva vía de diálogo” abierta por Sánchez

 

La Generalitat posee todavía activa una compleja maquinaria de propaganda nacionalista tejida durante décadas. Una maquinaria cuyo coste supera ya los 300 millones de euros anuales y que, entre otras cosas, sostiene entes y servicios oficiales de lo más diverso en los que tienen cabida miles de empleados públicos. El presidente Quim Torra tiene previsto aumentar el presupuesto tras las “nuevas vías de diálogo” abiertas por el gobierno socialista de Pedro Sánchez.

Desde subvenciones directas a empresas privadas de comunicación a la publicidad oficial, pasando por el gigantesco -y ruinoso- ‘hólding’ mediático propiedad de la Generalitat, las embajadas, las políticas identitarias tejidas a partir de la lengua catalana o la «administración paralela» para dar lustre internacional a la pretendida «nación catalana».