Inicio Destacadas Este es Santi González, el presunto agresor que atacó por la espalda...

Este es Santi González, el presunto agresor que atacó por la espalda a un Guardia Civil (Vídeo)

Santi González, miembro de los CDR y Arran, es el agresor a un Guardia Civil

Según las múltiples imágenes que así lo demuestran, la violencia desatada en la manifestación convocada por Jusapol estaba perfectamente diseñada.

El plan de los CDR consistía en taponar las salidas a los manifestantes unionistas. Una vez ahí, un grupo de violentos -algunos de ellos provistos de armas blancas, palos, balines de plomo y tirachinas- se lanzarían sobre miembros de la Policía Nacional y Guardia Civil.

El CDR Santi González rompió la nariz a un Guardia Civil

Para conseguir el objetivo de provocación y agresión, los CDR se repartieron distintos roles. Unos informaban desde dentro de la manifestación identificando a profesionales de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. La información se trasladaba mediante WhatsUp a otros miembros situados en calles adyacentes por las que pasaría la manifestación con la intención de realizar un seguimiento.

Santi González (en el centro de la foto)

Cuando las circunstancias lo permitieran, el plan pasaba por lanzar un ataque grupal sobre los miembros de la Guardia Civil y Policía Nacional identificados y huir a la carrera por calles adyacentes.

“Salgan hacia el norte, hacia paseo de Gracia, no vayan por abajo porque nos están esperando”, recomendaba Jusapol a su gente una vez finalizado el acto. No importó, porque también hacia el norte y hacia el este, en dirección plaza Urquinaona, los nacionalistas esperaban para acosarles.

Grupos de jóvenes de estética radical formados por una decena de miembros, suficientes como para poner nervioso al personal y generar el caos en la zona más turística de Barcelona.

Santi González ha sido identificado por las redes sociales como el presunto agresor que ha atacado por la espalda a un Guardia Civil.

En las imágenes de la agresión denunciada por Jusapol se ve cómo varias personas caminan detrás de un grupo de manifestantes increpándoles, lanzándoles objetos desde la distancia e incluso llegando a insultarles con violencia con palabras como ” fascista, te cortaría la cabeza ahora mismo. Os cortaría la cabeza, hijos de puta“.

La tensión aumenta mientras el grupo de independentistas que les grita por detrás sigue acosando a las personas que han salido a la calle en defensa de los Policías.

Unos metros antes de llegar a la Plaza de Cataluña, el grupo parece disolverse pero un hombre recibe primero una patada y, a los pocos segundos, sin apenas poder defenderse, recibe varios puñetazos. Uno de ellos le provoca fractura de tabique nasal.

Es en ese preciso momento, cuando intervienen los Mossos para intentar frenar la escalada de tensión en pleno centro de Barcelona.

“Han atropellado nuestros derechos, nos han acosado, nos han insultado y nos han agredido”

Infiltrados en la manifestación informaban sobre los movimientos de los miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad
Un miembro de los CDR insultando a los manifestantes a su paso por Plaza Urquinaona

“Han atropellado nuestros derechos, no sé si en democracia alguna vez se ha permitido que se contraprograme una manifestación para reventarla, nos han acosado mientras nos llamaban fascistas, pero estamos contentos con la repercusión. Nuestra lucha es la equiparación salarial, nosotros no hacemos política, y ahora mucha más gente conoce nuestra situación laboral”, resumió el presidente de Jusapol, Natán Espinosa.

El departamento de Interior de la Generalitat obligó a Jusapol a variar el recorrido de su manifestación, que inicialmente iba a partir de la plaza Sant Jaume, después de que la Asociación Observatorio contra la Catalanofobia y CDR Antifascistas contraprogramara otra manifestación de signo contrario en el mismo lugar.

Los independentistas esperaban a los Guardias Civiles al término de la manifestación

Los disturbios entre independentistas y Mossos d’Esquadra se sucedieron en el centro de Barcelona tras acabar la manifestación de la asociación de policías y guardias civiles Jusapol.

La policía autónoma realizó varias cargas y alguna detención para impedir que los independentistas fueran al encuentro de los policías nacionales y guardias civiles al grito de “fuera fascistas de nuestros barrios”.

Uno de estos grupos, en el que ha participado el CDR Santi González, acosó y persiguió a uno de los manifestantes, que portaba una bandera española. Al grito “a por ellos”, lanzó un golpe por la espalda a un Guardia Civil provocándole fractura del tabique nasal.

Algunas mujeres de edad que se encontraban en la zona afeaban a los Mossos que cargaran contra los independentistas espetado gritos como “os estáis pasando” y “dejadlo, que es un niño”, refiriéndose al agresor.