Sorprendente hallazgo medieval en los techos del Ayuntamiento de Barcelona

“¡Ha sido toda una sorpresa y muy grata!”. Destaca Mercè Marquès, restauradora, mientras señala con el dedo las pinturas góticas que han descubierto en los techos del Ayuntamiento de Barcelona en la plaza Sant Jaume. En un proceso previsto de restauración de los artesonados policromados del Consistorio, en la fase de limpieza, los restauradores han destapado estas joyas históricas que estaban ocultas tras las actuales capas y corresponden a las pinturas fundacionales de la Casa Gran del siglo XIV.

“En el proceso de trabajo vimos unas pinceladas y unas redondas por debajo que no se correspondían a las policromías de 1929- cuando se construyó el edificio actual-. Esto nos animó a averiguar qué sucedía debajo y aparecieron unas decoraciones que no tenían nada que ver”. Y así ha sido, estas pinturas se remontan a la época medieval y los expertos señalan que son del siglo XIV, entre 1369 y 1373, tras los sondeos realizados y el estudio histórico.

“Estamos ante la decoración original de los techos de madera del Ayuntamiento gótico fundacional”, señala Reinald González, historiador y asesor del proyecto de restauración.

Aparecen dos tipos de escudos góticos, el real y el de la ciudad

Las muestras son pequeñas pero también permiten ver el escudo real– el de casa de Barcelona- y el propio de la ciudad. “Nos han aparecido estos dos modelos góticos de escudos y es una combinación excepcional, un valor añadido no tanto porque no existan en otro lugares sino porque forman parte de una manera de actuar y cómo los concejales del momento querían decorar su casa”, añade el historiador, que está convencido de que aparecerán más ejemplos de estos escudos.

También ha sorprendido su buena calidad cromática, tal como apunta Marquès: “Debajo del marrón aparecen colores rojos y amarillos tan intensos propios de las policromías de esta época”.

Los pequeños recuadros marcan las pinturas góticas aparecidas tras limpiar la capa anterior
Los pequeños recuadros marcan las pinturas góticas aparecidas tras limpiar la capa anterior (Ayuntamiento Barcelona)

Los escudos son en forma de rombo y se aprecian las cuatro barras rojas sobre un fondo dorado en el escudo real y en de la ciudad, dividido en cuatro cuartos, se combinan las cuatro barras con la cruz de Sant Jordi, de color rojo y sobre fondo blanco o plata, señalan fuentes municipales.

Uno de los techos del patio del Ayuntamiento donde hay pinturas góticas
Uno de los techos del patio del Ayuntamiento donde hay pinturas góticas (LVD)

Estas pinturas se han encontrado en cuatro puntos diferentes en los techos que estaban debajo de las decoraciones visibles actuales y se asocian a la construcción de estancias tan relevantes del viejo Ayuntamiento como el Saló dels Cents Jurats– el actual Saló de Cent- y el Trentenari medieval.

“La Casa Gran tenía dos ramas. El Saló de Cent, el equivalente al Congreso de los Diputados, y el Trentenari, formado por un treintena de representantes y que sería el gobierno. Ambos se construyen a la vez”, afirma Gonzàlez. Además de las decoraciones góticas del techo vinculado al espacio del Trentenari también se han descubierto pinturas del siglo XVI.

Las pinturas góticas estaban en algunos techos del patio del Ayuntamiento
Las pinturas góticas estaban en algunos techos del patio del Ayuntamiento (Ayuntamiento Barcelona)

Localizado el emplazamiento de la capilla del Bon Govern

Pero con esta intervención no se acaban las sorpresas. En uno de los techos donde están las pinturas góticas unos años más tarde pertenecería la capilla gótica del Bon Govern, hoy en día desaparecida.

Los expertos han podido localizar el emplazamiento exacto de este lugar, donde estuvo hasta 1847 el retablo de la Mare de Déu dels Consellers, actualmente en el Museu Nacional d’Art de Catalunya (MNAC).

Andamio en el patio del Ayuntamiento de Barcelona donde estaba la Capella del Bon Govern
Andamio en el patio del Ayuntamiento de Barcelona donde estaba la Capella del Bon Govern (LVD)

Los sondeos se estaban realizando este verano por Serveis d’Arquitectura Urbana y Patrimoni bajo la dirección facultativa de la arquitecta Anna Ribas y la empresa Eurocatalana. Ante este hallazgo el Ayuntamiento realizará más ensayos para “valorar la posibilidad técnica y el coste de recuperar completamente” la pintura original en un futuro.

Una vez obtenidos todos los resultados del estudio se diseñará un proyecto de restauración con el objetivo del gobierno municipal de se pueda abrir a la ciudadanía.

“Tenemos entre manos una joya histórica que nos da la posibilidad también de recuperar la esencia original de esta casa, la de todos, que lleva más de 700 años escondida encima de nosotros y ahora trabajaremos para recuperar y poner al descubierto para que la ciudadanía pueda disfrutarla y conocerla”, explica Janet Sanz, la cuarta teniente de alcaldía del Ayuntamiento. Después de siete siglos Barcelona descubre otro de sus secretos góticos.

En las pinturas góticas aparecen tanto el escudo real de la casa de Barcelona y el propio de la ciudad
En las pinturas góticas aparecen tanto el escudo real de la casa de Barcelona y el propio de la ciudad (Ayuntamiento Barcelona)

La pinturas decorativas descubiertas se realizaron entre 1369 y 1373

Loading...