TV3: se acabó el chollo

Jaume Roures, Toni Soler e Isona Passola son algunos de los productores que se verán más perjudicados por los inminentes recortes en la televisión pública catalana. La reciente modificación de la llamada ley del IVA ha obligado a la dirección de TV3 a desplegar un inédito plan de ahorro –que debe aprobarse el próximo 14 de enero– que generará un “déficit de más de 40 millones de euros” en las cuentas de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), según estima el comité de empresa de la cadena.

La adaptación de la Ley de Contratos del Sector Público y el nuevo sistema de liquidaciones del IVA afecta a todas las televisiones autonómicas, además de las instituciones culturales. Sin embargo, en el caso de TV3, las consecuencias que acarrea son más severas, debido a la dimensión y a la facturación de la cadena en comparación con las otras.

Medida irreversible

El director de TV3, Vicent Sanchis, explica su preocupación por una medida “que es irreversible” y que, a su juicio, responde a la poca simpatía del Estado por la cadena catalana. “Con los presupuestos de la Generalitat prorrogados, tratándose de una partida de tanta envergadura y con las cuentas de la Generalitat intervenidas es muy complicado que se destine una partida extraordinaria”, asevera cuando se le pregunta si prevé una ayuda por parte del Govern para sufragar las deducciones del IVA (correspondientes a los ejercios de 2015, 2016 y 2017), que reclama la Agencia Tributaria. La suma de estas actuaciones supone un impacto global negativo de 167 millones.

Fuentes del Sindicato de Periodistas de Catalunya (SPC) se quejan de que el consejo de gobierno de la CCMA no ha comunicado a sus empleados en qué consistirán las medidas de contención: “Lo hemos sabido todo a través de la prensa”, señalan.

Mediapro, perjudicada

De momento, se ha sabido que el primer gran damnificado de las nueva ley del IVA es el magazín de la tarde Tarda Oberta –de la productora Mediapro de Jaume Roures–. Aunque en el punto de mira también están el informativo satírico Està Passant –de la productora Minoría Absoluta S.L, de Toni Soler–, y el late show político Preguntes Freqüents –de la productora El Terrat, de Andreu Buenafuente–.

Las productoras de Roures y Buenafuente no dependen exclusivamente de TV3. Mientras que los negocios de las productoras de Soler y Passola son sostenibles gracias a las generosas partidas que reciben de la cadena catalana.

El “lobby” de las productoras externas

Por lo que respecta a Toni Soler, su nuevo informativo satírico que emula a El Intermedio de La Sexta es un encargo de la dirección de TV3. Según explican miembros del comité de empresa, contó además con “una partida extraordinaria” por parte del Gobierno de la Generalitat de 3,5 millones.

“Estas productoras pueden hacer lobby frente al Gobierno de la Generalitat para que les destinen más partidas, si desde TV3 no se puede”, explican las mismas fuentes sindicales.

Una hipótesis que solo es factible con la formación de un nuevo Gobierno catalán tras las elecciones del 21 de diciembre y la recuperación de la gestión de las cuentas públicas.

El sector audiovisual catalán

Passola, la también presidenta de la Academia del Cine Catalán, ha sido la primera en dar la voz de alarma. En una intervención el jueves en 8TV admitía que el cine catalán “lucha en igualdad de condiciones con el cine español gracias a la financiación de la Generalitat”, pero advertía de que “TV3 está pasando un momento difícil” y que es la única televisión que “da apoyo a que se pueda seguir rodando películas en catalán”.

Passola, también productora de películas como Incerta Glòria y Pa negre, rodadas en lengua catalana, ya instó durante la última gala de los Premios Gaudí al entonces presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, a dar “más dinero” a TV3. La cadena pública participa en muchas de las producciones del sector audiovisual catalán, ahora también en situación vulnerable.

Salarios de la plantilla

La actual presidenta del comité de dirección de la CCMA, Núria Llorach, ha garantizado a los trabajadores de la cadena que los recortes “no afectarán a la plantilla ni a los salarios”. En una primera instancia, la “compra de series y las producciones externas” serían los principales afectados. Como informó Crónica Global, TV3 ha gastado 642 millones en producciones externas en diez años.

Los trabajadores de la cadena, no obstante, matizan que algunos contenidos –como los talks shows de humor– “no se pueden hacer desde dentro” y que es necesario que se externalicen. A medio y largo plazo, como ha comunicado el propio director de TV3, estos recortes afectarán a programas de “máxima audiencia”, pero también pueden plantearse el cierre de canales secundarios, como Esports 3.

Ante este escenario –que Sanchis ha calificado de “terrorífico”– resulta difícil mantener la promesa de no tocar los salarios ni la plantilla. Asimismo, la eliminación de producción externa significa aumentar la producción propia, es decir, a cargo de los trabajadores de la cadena.

“En manos de Montoro”

La Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT), del ministerio que lidera Cristóbal Montoro, inició el procedimiento para que la CCMA abone el IVA por las aportaciones que la Generalitat ha realizado a la corporación desde 2015. En la misma línea, Hacienda ha paralizado la devolución a la CCMA del IVA aún pendiente de parte del 2016 y del importe correspondiente al ejercicio de 2017.

Esta actuación de la Agencia Tributaria, sumada a la modificación de la ley del IVA de este año, comporta, para las cuentas de 2018 de la CCMA un nuevo impacto negativo anual de 20,4 millones. “Indirectamente estamos en manos de Montoro”, afirman desde el sindicato: una apreciación que comparten con la cúpula directiva.

Directiva europea

El pasado 9 de noviembre entró en vigor la adaptación de la Ley de Contratos del Sector Público a la directiva europea que deja claro que las subvenciones culturales están exentas de tributar el IVA. El dilema estriba, sin embargo, en la diferencia de criterio entre el Gobierno y la cadena catalana sobre la retroactividad de los pagos.

El Ejecutivo central se ha acogido a dos sentencias europeas del caso Rayón D’Or, de 2015 (en el que las empresas subvencionadas tributarán el IVA si ésta afecta al precio del servicio), para solicitar esta deuda a TV3 con carácter retroactivo. “La deuda más la intervención de la Generalitat han disparado las alarmas”, explican desde el sindicato. “Es muy duro de asumir porque siempre hubo la confianza de que el Parlamento sufragara este gasto”.

Con los presupuestos prorrogados y la falta de un nuevo Ejecutivo que pueda destinar partidas extraordinarias, parece que la dirección de TV3 no podrá aplazar más el cuantioso pago. Y eso será a costa de sus grandes producciones.

Loading...