Inicio Destacadas UGT pide arrinconar a la CEOE para tumbar la reforma laboral

UGT pide arrinconar a la CEOE para tumbar la reforma laboral

Considera que se puede derogar sin contar con los empresarios. El sindicato quiere la supresión inmediata del despido por baja médica

«Hay que cortarlas de raíz». Así se refirió Pepe Álvarez, secretario general de UGT, a las injusticias que generan ciertos aspectos de las reformas laborales de 2010 y 2012 y del Estatuto de los Trabajadores. En un encuentro informativo celebrado ayer, el líder de UGT señaló que la música del Gobierno «suena bien» pero pidió que se negocie «la letra» con los agentes sociales. No obstante, para el sindicato el diálogo social no es necesario para derogar el artículo 52, apartado «d», del Estatuto de los Trabajadores, que justifica el despido de un trabajador que se encuentre de baja médica. En concreto, a Pepe Álvarez le gustaría que se derogase «en el primer Consejo de Ministros» junto con las reformas laborales para comenzar a elaborar desde ya el nuevo Estatuto. Junto a esta, también considera que se puede aprobar ya, sin esperar al diálogo social, la derogación de la reforma de las pensiones de 2013 «por decreto», y volver a la situación que había en 2011.

Publicidad

A la espera de saber cuáles serán los siguientes pasos del recién encumbrado Sánchez, el principal reclamo de UGT es la negociación para «estar al frente de los cambios que requiere España». Teniendo en cuenta que la tan cacareada derogación de la reforma laboral finalmente se ha reducido a la eliminación de los aspectos más lesivos, no es de extrañar que el sindicato quiera blindar las propuestas recogidas en el programa presentado por la coalición PSOE-Podemos. Por ello, UGT solicitó al Gobierno la convocatoria «de los agentes sociales de forma inminente para hablar del SMI en 2023» y para que se alcance el 60% del salario medio en la legislatura, es decir, 1.150 euros, según sus cálculos.

Para alcanzar este aumento, Pepe Álvarez instó a la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) a «arremangarse» para sentarse a «negociar de verdad» entre sindicatos y patronales. Aunque, «si en la negociación alguien piensa limitar los aumentos, me parece que partimos de una base equivocada», advirtió Álvarez. En este sentido, el líder de UGT aseguró que ya ha recibido una llamada del presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, para comenzar las negociaciones. Pese a que la patronal le ha tendido la mano, Álvarez también aprovechó el encuentro para criticar la «falta de humanidad» por parte de la CEOE «al no reprochar a las empresas que hayan despedido a los trabajadores» por acumulación de bajas, apuntó Álvarez.

Para «recuperar la dignidad en el trabajo y la igualdad», el sindicato ve igualmente necesario «recuperar la negociación colectiva», cerrar las puertas a la contratación precaria y revisar las causas objetivas de despido, así como dotar de más medios a la Inspección de Trabajo.