Un agujero de seguridad afecta a decenas de millones de ordenadores y móviles

31

Decenas de millones de ordenadores y móviles fabricados en los últimos 20 años podrían estar afectados por un fallo de seguridad que permitiría a los ‘hackers’ tomar el control de los dispositivos. El principal afectado por el momento son los procesadores fabricados durante la última década por Intel, el mayor fabricante de procesadores para ordenadores del mundo, que presentan un grave agujero de seguridad cuya solución ralentizará hasta un 30% los ordenadores. El fallo de seguridad afecta por igual a equipos con Windows, Linux y macOS, y al parecer también a móviles. Intel ha reconocido el problema, y ha avisado de que el fallo no solo les afecta a ellos, sin dar más detalles. Intel tiene el 80% de cuota mundial en procesadores para ordenadores.

El fallo ha sido descubierto por la publicación ‘The register’, y no afectaría a un modelo en concreto, sino a prácticamente todos los chips producidos por la firma durante la última década. El fallo permitiría la autorización de procesos en la memoria kernel, permitiendo a los ‘hackers‘ penetrar en los ordenadores, tomar su control y acceder a archivos.

La publicación no ha dado detalles del fallo (una práctica habitual para evitar fraudes masivos), solo su descubrimiento, y ha comenzado a informar a los fabricantes de la llegada de parches (actualizaciones) para solucionar el problema.

Comunicado de Intel

En un comunicado, Intel ha afirmado estar trabajando “muy de cerca con otras compañías tecnológicas”, tanto fabricantes de procesadores como los creadores de sistemas operativos, para “desarrollar una solución de industria que resuelva esta afectación rápida y constructivamente”. 

Los parches de seguridad solucionarían el agujero de seguridad, pero afectarán al rendimiento de los ordenadores, que podrían perder entre el 5% y el 30% de potencia, según algunas fuentes. Intel afirma que no será así en todos los casos: “Contrariamente a lo que afirman algunos informes, los impactos en el rendimiento dependen de la carga de trabajo y, para el usuario medio de un ordenador, no deberían ser significantes”.

Los parches

Tanto Microsoft como Linux están trabajando para protegerse contra los ataques de tipo Kernel. Linux ha lanzado varias actualizaciones en los últimos meses, mientras que Microsoft, que reconoció el fallo en un comunicado, lanzó ayer miércoles una primera acutalización (los usuarios de Windows 10 la recibieron de forma automática) y sigue trabajando en más parches. No hay noticia sobre macOS, pero algunas fuentes afirma que Apple también prepara una actualización de seguridad.

Google también ha abierto una página donde actualiza el estado de sus servicios y sobre las medidas que ha lanzado para protegerse de la vulnerabilidad descubierta. Según se deduce del informe, Android sería vulnerable y los chips AMD también podrían serlo.

Tras conocerse el fallo, las acciones de Intel cayeron ayer el 3,39% en bolsa. AMD, su principal rival, se revalorizó el 5,19%.