Un día de Guardias Civiles en Palau y Parlament tras el rastro de Gordó

Día intenso en los edificios emblemáticos de la Generalitat a propósito de la instrucción del caso del 3% y la implicación del exconseller Germà Gordó. El fiscal anticorrpución José Grinda acompañado de miembros de la Guardia Civil se ha personado en el Palau de la Generalitat, en el Parlament, la sede del departament de Justícia y el Centre de Telecomunicacions de Catalunya (CTTI).

El objetivo de la comisión judicial era conseguir la agenda de Gordó cuando ocupaba cargos institucionales en el Govern y el Parlament así como una relación del personal eventual que ha trabajado con él los últimos años, y los libros de visita. Los instructores sólo se han podido llevar la agenda oficial, el listado de sus colaboradores y el mail del exconseller en el Parlament. En cambio, se han quedado sin la agenda particular ni el libro de visita al no existir y no ser obligatorio en la época de Gordó como secretario o conseller.

El conseller de Presidència, Jordi Turull, ha ordenado que no permitieran la subida de la comisión instructora a las dependencias de la Generalitat, puesto que sólo tenían requerimientos y no una orden de registro. Una situación que ha despertado suspicacias puesto que fuentes de la investigación han asegurado a La Vanguardia que “tampoco tenían intención de entrar”.

Requerimiento en Palau

Sobre las diez de la mañana han llegado al Palau de la Generalitat cinco agentes de la Guardia Civil de paisano con un requerimiento judicial de documentación. Concretamente, requerían la agenda de Germà Gordó en su época de secretario de Govern, es decir, de diciembre de 2010 a diciembre de 2012; así como una lista del personal que colaboraba con él administrativamente y el libro de visitas del secretario. Sólo se han podido llevar la agenda oficial y el listado de sus colaboradores administrativos.

Los agentes han tenido que esperar en una sala habilitada para la recepción de visitas en el patio de Cotxeres del Palau, puesto que el conseller de Presidència, Jordi Turull, no les ha permitido entrar en las dependencias administrativas mientras se procedía a buscar la información requerida. “La sede del Govern de Catalunya no puede ser lugar de escenificaciones mediáticas de ningún tipo”, apuntaban fuentes de Palau a La Vanguardia. “Eso sí, se les ha ofrecido agua y café”, apuntan las mismas fuentes puesto que el “trato ha sido correcto en todo momento”.

El equipo de Palau ha dejado claro que se ha dado la información solicitada y “no más, a pesar de tener la sospecha que querían más documentación que la precisada en el requerimiento oficial. Una vez encontrada la documentación, se ha librado impresa a la comisión judicial. Ahora bien, la Fiscalía quería la documentación en soporte digital para lo que se ha necesitado un nuevo requerimiento. Una vez la petición ha sido oficiada, se ha permitido la entrada de un informático de la Guardia Civil -que ha entrado por la puerta de la calle Sant Sever, la parte de atrás del Palau- para que comprobara y verificara la clonación de la información solicitada. Concretamente, la agenda del Outlook oficial de la secretaria de Govern que en un principio no estaba desglosada por años ni secretarios y los técnicos de la Generalitat han tenido que partir.

Una vez obtenida y copiada la información en un lápiz de memoria, la comisión instructora del caso ha abandonado el Palau. Por otro lado, fuentes de la investigación y de Palau insisten y subrayan que la Guardia Civil no ha manipulado ningún sistema informático de la Generalitat ni ha efectuado ningún registro en el Palau. El president Carles Puigdemont ha estado informado puntualmente durante todo el día de la evolución del requerimiento e incluso en algún momento han coincidido en Palau físicamente con la comisión policial.

Sobre las diez y media de la mañana, el mismo fiscal, un secretario judicial y seis agentes de la Guardia Civil se han personado en el Parlament con un requerimiento de información bajo el brazo: los mails y la agenda de Gordó. “Es la primera vez desde el restablecimiento del Parlament que la Guardia Civil entra en el Parlament a pesar que han habido diputados investigados por corrupción”, advertían veteranos del Palau.

El fiscal ha tomado café con el jefe de Seguridad de la cámara catalana en el bar de la institución, y posteriormente se han dirigido al departamento de Infraestructures, Manteniment y Seguretat del Parlament, donde el personal de la casa ha clonado el mail de Gordó bajo la prescripción y el cotejo de la comisión judicial. De hecho, también querían obtener los datos del ordenador del despacho que actualmente ocupa el diputado no adscrito. Pero los agentes al ser informado que los diputados sólo tienen ordenadores portátiles han desistido de sus intenciones. Una vez clonada la información, que más o menos, ha tardado unos 45 minutos, el fiscal se ha dirigido a la sede de la conselleria de Justícia de la calle Pau Claris de Barcelona.

En Justícia se ha repetido el mismo patrón que en Palau. La comisión instructora ha requerido la información de la agenda pública y la lista de colaboradores de Gordó como conseller de Justícia. Los agentes se han esperado hasta pasadas las cuatro de la tarde en la sala de espera más cercana a la entrada de la sede.

Personal de la conselleria ha entregado el listado del personal funcionario y eventual que trabajó con el durante su etapa de conseller, algunos de los cuales, según ha podido saber La Vanguardia, ya han prestado declaración en Tarragona en el caso investigado. En Justícia los funcionarios policiales sólo han podido recabar el listado de colaboradores y la agenda oficial del entonces conseller y no la agenda privada ni el registro de visitas porque la ley no obligaba a tenerlo.

En el CTTI continuaba el registro esta tarde. Los agentes han llegado pasadas las diez de la mañana, en esta ocasiión no sólo con un requerimiento de información o documentación, sino con una orden de registro. Las actuaciones respeto el CTTI están bajo secreto de sumario. En cualquier caso, el CTTI es quien custodia los buzones de correo de todo el personal de la Generalitat

Loading...