Un dirigente sindical de los Mossos se querella contra el cuerpo por espiarle

41

El secretario general del Sindica de Policies de Catalunya (SPC), David José Mañas, ha presentado una querella en los juzgados de Barcelona por los presuntos delitos de malversación de caudales públicos, revelación de secretos y obstrucción a la justicia contra los mossos d’esquadra que supuestamente le han espiado tanto a él como a su hijo y a su exmujer. “No se porque nos espiaron. ¿Mi hijo, el pequeño? ¿Para qué? ¿Con qué finalidad? Quiero saber cuantos recursos públicos, tanto humanos como materiales se han  destinado a estas operaciones”, ha segurado este martes el dirigente sindicalista. Su nombre y el de parte de su familia, según diversos medios de comunicación, aparecen en los documentos confiscados por la Policía Nacional cuando eran trasportados por la policía autonómica a una incineradora para ser destruidos.

La querella de David José Mañas se suma a la presentada por el abogado José María Fuster-Fabra, que también defiende los intereses del SPC, y el expresidente de Societat Civil Catalana, Josep Ramon Bosch. En las querella se solicita que se requiera a los medios de comunicación que han publicado la noticia (algunos han reproducido páginas del informe de la documentación incautada) para que aporten cuantos documentos obren en su poder que acrediten el espionaje, a la vez que se pide que se oficie al Cuerpo Nacional de Policía y los Mossos d’Esquadra para que entregue al juzgado los documentos que tengan sobre estos hechos.

Una vez obtenida esta información, los querellantes reclaman que se cite a declarar como investigado a los agentes de la policía autonómica que procedieron a los seguimientos y vigilancias. “Queremos saber quien ordenó la operación y quienes son sus responsables”, precisa el dirigente sindical.  Mañas ha vinculado la acción dirigida contra él al ataque que sufrió la página de internet del SPC por parte, según el sindicato, de la Administración autonómica, presuntamente por el organismo que controla las comunicaciones de la Generalitat.

“Ibamos acompañados”

La querella del dirigente sindical subraya que el SPC siempre ha actuado en defensa de los intereses de sus asociaciados y del cuerpo de los Mossos d’Esquadra, interviniendo en multitud de casos comprometidos, relevantes y muchos de ellos de gran trascendencia pública. El sindicato, indice, “se ha caracterizado por su posición independiente”. Mañas ha precisado en rueda de prensa que el SPC siempre ha sido “neutral” en cuestiones políticas. “La policía está para cumplir y hacer cumplir la ley, nada más”, ha explicado, para después añadir: “Por mucha investigación que realicen, el SPC no se desviará de su línea”.

Según su versión, desde hace tiempo los líderes de la organización han constatado que estaban siendo sometidos a seguimientos, que “ibamos acompañados”, pero que pensaron que ya se cansarían porque “no tenemos nada que esconder”. El abogado Fuster-Fabra, que ha redactado la querella y también supuesta víctima de este espionaje, ha incidido que quien averiguar el objetivo de esta vigilancia. “No puedo entender porque lo han hecho”, ha asegurado.