Inicio Destacadas Un fiscal de Villarejo tenía una relación con la abogada de Podemos...

Un fiscal de Villarejo tenía una relación con la abogada de Podemos en la causa

La abogada de Podemos, Marta Flor (d), junto a Dina Bousselham

Nuevo episodio sobre los posibles vínculos afectivos entre la representante legal de Podemos en el caso Villarejo y uno de los fiscales de la causa. Nuevos pantallazos de conversaciones de Telegram entre la letrada Marta Flor, abogada de Pablo Iglesias en la causa, y José Manuel Calvente, el exletrado de los morados que fue despedido al ser acusado de acoso sexual y laboral a Flor, muestran cómo esta última hablaba de su relación con «Iron Man», que es el sobrenombre que utilizaba para referirse a este fiscal. Las imágenes han sido difundidas por ‘Confilegal’, y fuentes conocedoras del asunto han confirmado su contenido a este medio.

Como ya contó este diario el 24 de enero de este año, Calvente denunció la situación en un burofax remitido al secretario de Organización de Podemos, Alberto Rodríguez, en el que rechazaba acusaciones de desobedecer sus órdenes. Además, estimó que las acometidas de Rodríguez contra su persona respondían a «falsas acusaciones e instigaciones» de Flor. Es ahí cuando el jurista explica que uno de los motivos por los que la apartaron del equipo legal fue que anteponía «relaciones íntimas con el Fiscal de un asunto importante de anticorrupción a su trabajo como abogada del partido como acusación popular en dicho asunto». Lo que significaba que, a su juicio, estaba «poniendo en riesgo la estrategia procesal del partido». A lo que se sumó que desatendió «las indicaciones de su responsable y del resto de compañeros que le indicaban que era incompatible mantener esa relación siendo abogada designada en el asunto puesto que comprometía el proceso».

La conversación de Telegram entre Calvente y Flor muestra a esta hablando de un tal «Iron Man», del que le dice a su interlocutor que «ya te contaré» y que «es muy fuerte» porque «hoy hablando de los hijos y la edad». «Le ha faltado preguntar si estoy casada», apuntaba la letrada, que a la pregunta del abogado despedido por Podemos de si «va a haber boda o no», ella replicó con «pues a este paso lo primero es averiguar si está casado». «Eso es fundamental», añadió Flor junto a varios emoticonos en los que quería transmitir que se estaba riendo.

La identidad del llamado «Iron Man» no aparece en ningún momento en la conversación. Tampoco se desvelaba en aquel burofax de Calvente al dirigente de Podemos antes de su despido por presunto acoso sexual y laboral. Lo que sí se confirma con estas nuevas imágenes que la abogada admitió ante el que fuera su compañero que estaba empezando una relación con alguien relevante dentro del Ministerio público. Y que, además, estaba trabajando en una causa en la que el partido morado estaba personado como acusación contra el excomisario de policía.

En aquel burofax destinado a Alberto Rodríguez, Calvente señaló que «todas las conductas reprochadas a doña Marta Flor están debidamente acreditadas con mensajes y audios» en su poder. También hace un repaso a los errores de la abogada e insistió en alertar sobre su conducta de «mostrar a los miembros del Equipo Legal y a otros compañeros del partido conversaciones privadas y comprometidas en Telegram mantenidas por ella con trabajadores, cargos internos y miembros de la ejecutiva, como coqueteos de índole sexual y sentimental, entre los que te encuentras tú mismo Alberto», incluía el informe de denuncia.

Podemos recibió datos de la Fiscalía

Marta Flor también estaría implicada en el supuesto traspaso de datos sobre el caso Tándem desde la Fiscalía al partido para el trabaja. Según ha publicado este miércoles ‘El Confidencial’, los fiscales anticorrupción facilitaron información a la abogada de Pablo Iglesias sobre la pieza secreta que investigaba el robo del teléfono móvil de la exasesora del actual vicepresidente del Gobierno, Dina Bousselham. Según estas informaciones, Flor tuvo en su poder documentación incluso antes de que la pieza separada sobre el móvil de Bousselham fuera abierta oficialmente. Lo que permitió a Iglesias y los suyos contar con información muy relevante en un momento que era clave para sus intereses, ya que coincidió con las elecciones generales de abril de 2019.

En otros pantallazos de Telegram en los que aparece Flor, esta vuelve a hacer alusión a «Iron Man», el fiscal con el que mantuvo una relación íntima. En esta ocasión, la letrada escribió que este les había «avisado» para que se reunieran entre enero y febrero de 2019. La pieza sobre el robo a Bousselham fue creada más de un mes después. Además, Marta Flor hace alusión a su interés en un posible registro policial al medio OkDiario, dirigido por Eduardo Inda, y que nunca llegó a producirse ya que el juez instructor, Manuel García Castellón, no lo autorizó.

Actualmente, el magistrado ha retirado la condición de perjudicado en la causa a Pablo Iglesias tras conocerse que tardó hasta seis meses en devolverle la tarjeta de memoria del móvil robado a su exasesora. Pero el objeto del conflicto fue retornado a su dueña cuando ya estaba inutilizable. Su estado era tan deteriorado que incluso llegó a ser revisada en Reino Unido por la empresa a la que Bousselham le hizo el encargo. A él se la entregó en buenas condiciones, según estimó el juez, el presidente del Grupo Zeta, Antonio Asensio, después de que una esta llegase a la redacción de la revista Interviú. El juez también ha obligado a la exdirigente de Podemos a cambiar de abogada, ya que Marta Flor la representaba tanto a ella como a Iglesias.