Un niño que nació con un 2% de su cerebro aprende a leer y escribir

Su familia incluso tenía planes para su funeral. La madre lo recuerda así: «Nunca había visto el ataúd de un bebé»

Noah Wall nació con menos del 2% de su cerebro hace cuatro años. Los médicos aostaron porque no sobreviría pero esta pequeño británico está rompiendo todas las previsiones.

Según cuenta el diario Mirror., Noah desarrolló una rara complicación en la espina bífida mientras estaba en el útero, hidrocefalia grave, que llenó su cabeza de líquido cefalorraquídeo, impidiendo que su cerebro pudiese desarrollarse y quedase reducido a una delgada capa de tejido alrededor del cráneo.

La familia incluso tenía planes para su funeral. La madre de Wall, Shelly lo recuerda así: «Nunca había visto el ataúd de un bebé». Sin embargo, nació vivo y luego fue sometido a cirugía para cerrar la herida abierta en su espalda, la espina bífida. Posteriormente se drenó el exceso de líquido en su cerebro.

A lo largo de estos 4 años, el cerebro del pequeño ha ido ocupando el espacio que ha dejado el líquido retirado. A los tres años de edad su cerebro se había expandido hasta alcanzar el 80% de un cerebro normal. Sin embargo la espina bífida ha derivado en una parálisis de pecho hacia abajo.

Los padres y la hermana, Steph, de 23 años, se turnan para estimular constantemente el cerebro del pequeño. Gracias a ellos Noah está aprendiendo a leer y escribir. “Estamos decididos a que Noah sea capaz de caminar”, dice el padre.

Loading...