Zoido dice que se sigue a Puigdemont para que no pueda “cruzar la frontera en helicóptero, barco o en un maletero”

23
Publicado 23/01/2018 9:51:24CET

Niega que el expresidente sea “su Roldán” y avisa que responderá ante la Justicia sin ser “beneficiado o premiado”

MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) –

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha asegurado que las Fuerzas de Seguridad del Estado aportan información a la Fiscalía y realizan seguimientos sobre el expresidente catalán Carles Puigdemont desde que se fugó a Bélgica para evitar que “pueda cruzar la frontera en helicóptero, en barco o en un maletero de un coche”.

“Estamos trabajando para que eso no pueda ocurrir, estamos sin duda muy preocupados”, ha dicho en una entrevista en Espejo Público, de Antena 3, recogida por Europa Press.

Zoido ha asegurado que no cree que Puigdemont sea “su Roldán”, en referencia al fugado exdirector de la Guardia Civil, y que se trabaja de manera “muy intensa mañana, tarde y noche” para cubrir la frontera de España “dentro y fuera”, a pesar de la dificultad que conlleva que existan tantos caminos rurales y vías de penetración.

“Se ha diseñado un dispositivo para que eso no pueda pasar”, ha señalado al ser preguntado sobre la posibilidad de que Puigdemont burle los controles y reaparezca en el Parlament para ser investido. “Estamos trabajando para que eso no pueda ocurrir, en la frontera y dentro de la frontera, en todos los sitios”, ha añadido, confirmando que esto incluye los aeropuertos.

“Una persona con esta conducta”, ha dicho recordando la fuga del expresidente en un coche antes de que hubiera pronunciamiento judicial por liderar el ‘procés’, “no se sabe qué puede hacer”.

Zoido ha explicado que existen contactos entre las Fuerzas de Seguridad y la Fiscalía, poniendo de ejemplo el viaje de Puigdemont desde Bruselas a Copenhague para participar en una charla en una universidad. “En el día de ayer”, ha indicado, “lo que hicimos fue suministrar los datos que tenían las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad desde muy temprano, prácticamente de noche todavía, a la Fiscalía; la Fiscalía instó que se reactivara la euroorden y el juez dictó una resolución”.

El ministro ha mostrado su respeto a la separación de poderes. Al ser preguntado si comparte que el juez del Supremo Pablo Llarena lo que quería era evitar que, con su detención, Puigdemont pudiera delegar su voto para ser investido, ha respondido: “Si esa era la intención, ya no va a poder llevarla a cabo”.

“Ha pretendido”, ha añadido sobre el magistrado, “que el orden constitucional no se subvirtiera y que la normalidad parlamentaria no fuera objeto de afectación, que una persona en situación de rebeldía, huido de Justicia española no determine cómo van a ser los próximos acontecimientos”.

Por este motivo, y en la línea de lo señalado por los letrados del Parlament, Zoido ha descartado que Puigdemont pueda ser investido telemáticamente: “Al igual que con el 155, cualquier actitud ilegal será combatida con la ley en la mano”.

“QUE SE ENTREGUE”

Zoido ha recordado que cuando Puigdemont abandonó España horas después de entrar en vigor el artículo 155 de la Constitución no había “ninguna restricción de movimientos ni orden que permitiera que se le vigilara”. “No puedo decir que sea mi Roldán”, ha defendido, subrayando que desde entonces se han llevado a cabo actuaciones de la mano de los tribunales, como demuestra la prisión provisional de otros miembros del cesado Govern.

“Le puedo garantizar que la Justicia sin duda alguna va a recaer sobre él cuando le corresponda; beneficiado o premiado no va a ser”, ha dicho Zoido sobre Puigdemont, cerrando la puerta a cualquier negociación para pactar su entrega.

El titular del Interior ha señalado que Puigdemont es recibido en Bélgica y Dinamarca solo por quienes quieren “romper la nación”, de ahí que su mensaje para el expresidente sea que “piense aunque sólo sea una vez qué le interesa a los catalanes”. “Que se entregue o que sea otro el que sea el candidato a la Generalitat para que cuanto antes se recupere la normalidad”, ha concluido.