475 millones de euros, el impacto del bloqueo del Gobierno a las cuentas catalanas

El bloqueo de las cuentas de la Generalitat por parte de Hacienda tiene un impacto de 475 millones de euros, según ha calculado el secretari d’Hisenda del Govern, Pere Aragonès. Son gastos de ámbitos como “la investigación, la cultura o el apoyo a la industria” que no se podrán ejecutar en el año, ha detallado en una entrevista en TV3.

El político catalán ha criticado que Hacienda haya tardado 12 días en activar el sistema informático para poder pagar las facturas de los servicios básicos de la Generalitat para que sean pagadas por Hacienda. Debido a este retraso, hasta este miércoles, los técnicos del Govern no pudieron comenzar a enviar las facturas al Ministerio de Hacienda.

Este jueves acabarán el envío, por lo que el pago de las facturas sólo dependerá del visto bueno del ministerio de Hacienda. En total, se transferirán más de 220.000 registros por valor de 800 millones de euros.

Aragonès afirma que si no hubieran adelantado el pago de las nóminas no se hubiera llegado a tiempo

Para hacer estos pagos, Hacienda retendrá el dinero del anticipo del modelo de financiación que transfería a la Generalitat cada mes. “Si a usted la empresa no le paga el sueldo y le dice que le pase las facturas que usted tiene que pagar porque las pagará ella, esto es una intervención, y esto es lo que ha hecho el Estado con la Generalitat”, aseguró Aragonés, quien ha recordado que el anticipo “es dinero pagado por los ciudadanos de Catalunya”.

En este sentido, Aragonés ha remarcado que “si no nos hubiéramos adelantado la semana pasada pagando las nóminas de los funcionarios con nuestra tesorería, no podríamos asegurar que a día de hoy estos hubieran podido cobrar”.

Intervención contradictoria, contraria a la ley y “torpe”

Aragonés ha puesto de manifiesto la contradicción que supone que el Estado español haya intervenido las finanzas catalanas en un momento en que la estabilidad presupuestaria de la Generalitat no se encuentra amenazada. “En julio de 2016 teníamos un déficit de 233 millones, y en julio de 2017 tenemos un superávit de 171 millones. No nos equivoquemos: las medidas que ha tomado el Ministerio de Hacienda las ha tomado porque queremos hacer un referéndum, no por el riesgo financiero “, concluyó.

Según Aragonés, “han ido tarde, han intervenido nuestras finanzas contrariamente a la ley y lo han hecho de forma absolutamente torpe. Incluso han bloqueado las cuentas de la Coordinadora de Castellers, aunque después han subsanado el error”. “¿Qué creen que hace la Generalitat? Nosotros prestamos servicios básicos para llevar adelante la sociedad catalana pero, como ellos desconocen esta sociedad, llevan a cabo medidas totalmente equivocadas”, añadió.

“¿Qué creen que hace la Generalitat?”, se pregunta

Loading...