ACS defiende la españolidad y la sede en Madrid de Abertis si triunfa su opa

El presidente de Hochtief y consejero delegado de ACS, Marcelino Fernández Verdés, defendió ayer en Madrid que si triunfa la opa sobre Abertis “ la compañía seguirá siendo española y mantendrá su sede en Madrid”. Así de contundente se mostró el directivo al aclarar que “su matriz estará en Alemania y cotizará en la Bolsa de Frankfurt”. Eso sí, “Abertis se convertirá en una filial del grupo germano, que se excluirá de la bolsa española”.

En un guiño a que mantendrá la españolidad, argumentó que “continuará la marca comercial”. En este sentido, también defendió que Hochtief está dispuesto a solicitar todas las autorizaciones pertinentes, incluidas las del Gobierno central. Esta afirmación contradice la opinión de su competidor Atlantia. El grupo italiano manifestó en su folleto presentado a la CNMV que no consideraba necesario solicitar permiso para la compra de Abertis al Ejecutivo de Mariano Rajoy.

Fernández resaltó que su propuesta abre la puerta a que se produzca una fusión por absorción, pero la decisión final dependerá de los accionistas que acudan a su oferta. Fernández también dejó constancia de que mantendrá al actual equipo directivo de Abertis si se impone su oferta en canje de acciones y metálico a 18,76 euros por acción, lo que supone valorar a la concesionaria en 17.100 millones de euros más la autocartera.

Marcelino Fernández Verdés está dispuesto a solicitar la autorización al Gobierno de Rajoy para la compra

El ejecutivo aprovechó el encuentro con los medios de comunicación para explicar la buena sintonía que existe entre los directivos de Criteria –principal accionistas de Abertis– y ACS. “En el 2002, nosotros fuimos cofundadores de Abertis porque aportamos las concesiones de Dragados (Aurea), que unimos con Iberpistas y activos de la familia Godia, entre otros”, relató. No obstante, manifestó que en la última semana, desde que Hochtief puso sobre la mesa su oferta, no se ha reunido con directivos de Criteria.

Por el contrario, señaló que se ha reunido con más de 150 inversores y hedge funds para explicar su propuesta. No obstante, manifestó que por ahora su oferta es sin socios. Relató que la opa se ha lanzado desde Hochtief y no desde su matriz española ACS por la complementariedad de mercados en las que operan ambas.

Para armar la financiación de la operación, Marcelino Fernández apuntó que en los próximos días se firmará con los bancos un crédito sindicado por valor de unos 15.000 millones de euros. Si triunfa la operación, ACS se quedaría ligeramente por debajo del 50% del capital de su filial alemana porque ésta haría una ampliación de capital a 146,42 euros la acción. Actualmente posee entorno al 71,72%.

El directivo se explayó en explicar que integrar Hochtief y Abertis tiene “un gran sentido industrial” porque la primera se dedica a proyectos de licitación y construcción de las autopistas y la segunda a la operación y mantenimiento de las mismas. A su juicio, la compañía integrada podría optar a contratos por más de 200.000 millones en los próximos cuatro años. En este sentido, quiso dejar claro que integrar Hochtief y Abertis es más atractivo que unirla con Atlantia porque surgirán más sinergias.

Fernández manifestó que le interesa la parte de infraestructuras de Abertis, que representa el 90% de sus ingresos y no tanto la división de telecomunicaciones. De ahí, se deduce que Hochtief vendería el 34% de Cellnex y también Hispasat. Matizó: “No nos interesan esos activos, pero eso no significa que no sean atractivos en el mercado”.

Loading...