Ametic apuesta por una patronal digital sin telecos

Ametic, la patronal que agrupa a las industrias electrónicas y de tecnología de la información de España, afronta una nueva etapa tras la salida de los operadores de telefonía y de sus grandes proveedores. Pedro Mier, presidente de Mier Comunicaciones, recién elegido presidente de la patronal, asegura que, “más allá de los problemas personales que pueda haber habido, en toda Europa es habitual que haya dos patronales de empresas de tecnologías de información, una con los operadores y la otra con el resto del sector”. A su juicio, “sería conveniente que fuésemos al modelo europeo, en el que en la patronal de la industria, Digital Europe, no están los operadores”. En cambio, asegura, “sería un error que los operadores impulsaran otra asociación para dividir la industria”.

Mier ha accedido a la presidencia de la asociación tras el duro enfrentamiento entre los operadores de telefonía y el anterior presidente José Manuel de Riva, que llevaron a los operadores, encabezados por Telefónica, a lanzar un órdago a la patronal, pidiendo un voto ponderado en función de la aportación económica de las empresas y, en un segundo momento, la mayoría de los derechos de voto. La renuncia de De Riva a volver a presentarse como presidente no impidió que los operadores de telefonía mantuvieran su proyecto de crear otra organización patronal. Sin embargo, finalmente la nueva asociación que impulsan estas firmas aspira también a ser global y a captar a empresas de otros sectores de Ametic.

“En España ya venimos de una situación en que había diversas asociaciones, con Redtel englobando a los operadores y Aniel a las empresas de electrónica”, recordó. A su juicio, los operadores tienen objetivos sectoriales como la regulación del espectro, las relaciones con los ayuntamientos para el despliegue de redes o la competencia, muy específicos, y que no comparten el resto de la industria. Y otros intereses que a veces son contrapuestos a los de otros miembros de Ametic, que por tanto como patronal ha evitado pronunciarse. Entre los miembros de Ametic destacan las grandes empresas digitales de contenidos como Google o Facebook, grandes firmas de software como Microsoft, fabricantes de electrónica como Samsung, Sony o Panasonic, así como todos los grupos industriales del país como la propia Mier, GMV o Velatia, por citar sólo los que están en el consejo. “Toda la industria nacional está en Ametic”, recuerda Mier, que ofreció “mano tendida” a las empresas descontentas, para “hallar una salida a nuestros desencuentros”.

La pérdida de asociados causada por la salida de los operadores ha llevado a la patronal a ajustar su estructura, externalizando las tareas administrativas y suprimiendo el equipo que realizaba gestiones de red para los operadores, dejando la plantilla en una veintena de personas, y ha cambiado al director general, y nombrado a María Teresa Gómez Condado, una exdirectiva del Banco Santander y exconsejera de la Sepi. “Ya nos hemos ajustado –señala Mier– y ahora vamos a focalizarnos en nuestro objetivo, que es impulsar la transformación digital del país. Hemos de sensibilizar a la sociedad para que no seamos sólo un país usuario de tecnología, sino actores, que nuestra industria pueda entrar en las cadenas globales de valor añadido”.

Mier señaló que “nos jugamos mucho como país. Hemos de ser capaces de conseguir apoyo de las administraciones para crear un entorno profesional y empresarial que sea capaz de recuperar a los profesionales que se han marchado. No con medidas proteccionistas, sino apostando por crear cadenas de generación de valor”, en todo el entorno digital.

Loading...