Anticorrupción pide investigar a Ron y Saracho por la caída del Popular

La Fiscalía Anticorrupción ha instado al juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu a que admita a trámite la treintena de querellas que se han presentado por la quiebra del Banco Popular contra sus dos últimos presidentes, Ángel Ron y Emilio Saracho –también sus consejos de administración- y su auditor por provocar la caída del que llegó a ser el banco más rentable del mundo.

En la mira de las querellas está la ampliación de capital que llevó adelante la entidad en 2016, cuando captó 2.500 millones de euros mediante un folleto que no habría reflejado de forma fidedigna su situación financiera.

Ahogado por unos balances llenos de inmobiliario improductivo y tras una retirada masiva de capitales en sus últimas horas, el Popular fue intervenido el pasado 7 de junio y vendido al Santander por un euro, una operación impulsada desde instancias europeas. La entidad cerró el primer semestre del año con unas pérdidas históricas de 12.490 millones de euros, según las cifras que hizo públicas el Santander a mediados de mes.

Las pérdidas sobrepasaron los 12.000 millones de euros en el primer semestre

La venta, decidida por el Banco Central Europeo (BCE) a través de la Junta Única de Resolución y ejecutada por el FROB, implicó la reducción a cero del capital social del banco y la amortización de todas las acciones del banco en bolsa, lo que dejó sin inversión a los accionistas de la entidad.

Según apunta la agencia Efe, aunque Anticorrupción apunte a la cúpula de la entidad, no es partidaria de incluir a organismos supervisores, como el Banco de España y la Comisión Nacional del Merado de Valores (CNMV).

El última presidente del Banco Popular, Emilio Saracho, en la Junta General de accionistas de 2017
El última presidente del Banco Popular, Emilio Saracho, en la Junta General de accionistas de 2017
(Dani Duch)
Loading...